Descubren que la grasa marrón puede ayudar a tratar la diabetes y obesidad

Científicos de la Universidad de Rutgers (EE.UU.) junto con sus colegas encontraron que la grasa marrón es buena para la salud humana. Sobre su base en el futuro será posible crear fármacos para el tratamiento de la obesidad y la diabetes del segundo tipo, según el sitio web de la universidad. Los resultados del estudio se publican en la revista Nature.

La grasa marrón, o tejido graso marrón, es un tipo de tejido graso en los mamíferos. En contraste con el tejido graso blanco, la cantidad de grasa en el cuerpo humano es muy pequeña: unos pocos gramos en el cuello, la clavícula, los riñones y la médula espinal. La grasa marrón está implicada en la termorregulación: a bajas temperaturas comienza a producir calor, absorbiendo azúcar y grasa blanca.

La investigación ha demostrado que la grasa marrón también puede ayudar al cuerpo a filtrar y eliminar los aminoácidos de cadena ramificada (BCAA) del torrente sanguíneo. Los BCAA (leucina, isoleucina y valina) se encuentran en productos como huevos, carne, pescado, pollo y leche, así como en suplementos consumidos por algunos atletas y personas que desean desarrollar músculos.

En concentraciones normales en la sangre, estos aminoácidos son esenciales para la salud. En exceso, están asociados con la diabetes y la obesidad. Los científicos han encontrado que las personas con pequeñas cantidades de grasa marrón en el cuerpo son menos propensas a eliminar los BCAA de su sangre, lo que puede llevar al desarrollo de estas enfermedades.

El estudio también reveló el misterio de más de 20 años de la grasa marrón: cómo los aminoácidos de los BCAA entran en las mitocondrias, que generan energía y calor en las células. Los científicos han descubierto que la proteína (llamada SLC25A44) controla la velocidad a la que las mitocondrias de las células grasas marrones eliminan los aminoácidos de la sangre y los utilizan para producir energía y calor.

«Nuestro estudio explica la paradoja de que los complementos de BCAA tienen el potencial de beneficiar a los que tienen grasa marrón activa (personas sanas) pero pueden dañar a otros, incluidos los ancianos y las personas que sufren de obesidad y diabetes», señaló uno de los autores, Labros S. Sidossis, profesor que dirige el Departamento de quinesiología y salud de la Facultad de artes y ciencias de la Universidad de Rutgers.

Los investigadores ahora necesitan determinar si la absorción de BCAA en la grasa marrón puede ser controlada por factores ambientales – por ejemplo, temperaturas moderadas (alrededor de 18 grados centígrados) – o por alimentos o medicamentos picantes. Estos factores pueden mejorar los niveles de azúcar en la sangre asociados con la diabetes y la obesidad.

Fuente: nava.org

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!