Científicos australianos descubren que patos pueden hacer sonidos como como humanos

Los científicos han añadido los patos a la lista de animales que pueden aprender a imitar la voz de los humanos, después de descubrir uno australiano que gritaba la frase: “¡You bloody fool!” (“¡Maldito tonto!”).

El pato almizclero australiano, llamado Ripper, fue criado en la Reserva Natural de Tidbinbilla, cerca de Canberra, la capital de Australia, y aprendió a repetir la frase que solía pronunciar su cuidador, el científico australiano Peter J. Fullagar, ya jubilado.

Se cree que el pato parlante de Canberra, que vivió hace más de 30 años, es el primer caso documentado de un pato que imita el habla humana. El estudio fue publicado la revista Philosophical Transactions of the Royal Society.

El artículo afirma que “La estructura de las vocalizaciones de los patos indica un control bastante sofisticado y flexible del mecanismo de producción vocal”.

El biólogo Carel Ten Cate, de la Universidad de Leiden, en Países Bajos, se enteró de la existencia del pato parlante y localizó a Fullagar, para escuchar la imitación grabada en 1987.

Fullagar le compartió las grabaciones de Ripper, realizadas cuando el pato tenía 4 años, para el reciente estudio.

El profesor de comportamiento animal utilizó un programa informático para confirmar que las aves repetían ruidos de su entorno. En algunos casos, los sonidos solo se habían escuchado en las primeras semanas de vida.

Cuando Fullagar realizaba las grabaciones, deliberadamente “enfurecería” al pato acercándose a la jaula, según el informe. Luego, Ripper comenzaba su baile, pero después gritaba el insulto en lugar de hacer ruidos de pato ordinarios.

Pero las habilidades vocales de este pato fueron más allá. Fullagar logró grabar a Ripper imitando el sonido de una puerta al cerrarse.

El análisis de la ecografía mostró que el sonido era sorprendentemente similar al que hacía una puerta mosquitera al lado de un  fregadero en el que estaba el pato.

El “¡Maldito tonto!” y un clip en el que imita la apertura y cierre de la puerta mosquitera se grabaron durante las demostraciones de apareamiento de Ripper.

Hacía estos sonidos en una serie repetitiva, al igual que el “silbido” que normalmente aprende de su bandada, para atraer a su pareja.

En el año 2000 se registró otro caso en la misma reserva natural de Tidbinbilla de un pato macho que imitaba los graznidos de los patos negros del Pacífico con los que convivía durante su exhibición de apareamiento.

Según el estudio, estas grandes aves acuáticas de color gris suelen aprender los agudos silbidos de sus compañeros de bandada de mayor edad, pero las que están en cautiverio demuestran sonidos humanos como el cierre de puertas, ¡incluso frases!

Esto significa que los patos almizcleros aprenden “frases” basadas en lo que oyen cuando son bebés.

Otras especies que aprenden de este modo son los loros, los periquitos, los colibríes, algunos pájaros cantores, las ballenas, las focas, los murciélagos, los elefantes y los humanos.

Fuente: The Epoch Times en español

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *