Científicos desarrollan método libre de aguja para administrar la vacuna anticovid

Quienes le tienen miedo a las agujas, regocíjense. Científicos de la Universidad de Queensland (UQ), en Australia, han diseñado un dispositivo tópico que es capaz de conferir inmunidad al covid-19 sin infligir dolor.

Descrito comúnmente como un “parche de vacunación”, el dispositivo se asemeja al polvo compactado para maquillaje por su forma y tamaño, según un video publicado por 9news.com.au.

El parche fue desarrollado por la compañía Vaxxas, afiliado a la UQ, en sociedad con la Universidad de Texas, la cual, según UT News, el boletín informativo en línea de la escuela, actualmente está en proceso de probar su propia candidata a vacuna contra el covid-19.

Cuando se le presiona contra la piel, el parche introduce el candidato, HexaPro, en el torrente sanguíneo a través de miles de microproyecciones que pinchan solo las capas más superficiales de la epidermis, según The Brisbane Times.

“Cuando lo ponemos a través de un aplicador cargado con un resorte, se siente apenas como un capirotazo”, dijo uno de los científicos, David Muller, a 9news.com.au.

Aun mejor, los resultados del estudio preliminar indican que el parche puede provocar una respuesta inmunológica más robusta que una inyección, lo cual significa que es potencialmente más efectiva.

“Gracias a esa entrega dirigida, somos capaces de generar respuestas inmunológicas más fuertes”, comentó Muller al Times. “El cuerpo responde a la mezcla de señales de daño muy diminutas y señales inmunológicas, y la colocalización en esa capa de la piel atrae a muchas células inmunológicas, así que obtienes una respuesta inmunológica muy potente”.

Además, el parche es más durable que la mayoría de las combinaciones de aguja y jeringa, según el Times. Mientras que las vacunas de Moderna y Pfizer-BioNTech requieren grados diferentes de refrigeración, la candidata a vacuna HexaPro es capaz de sobrevivir a temperatura ambiente por un periodo considerable.

Su robustez la hace fácil de transportar en largas distancias y administrarla en una gama más amplia de condiciones medioambientales, dijo al Times Robert Booy, profesor de pediatría y salud infantil en la Universidad de Sídney y quien recientemente se hizo director médico de Vaxxas.

“Como no necesita la cadena de frío casi tanto como una aguja y jeringa, podría llegar a las selvas remotas o montañas o archipiélagos de cualquier país en Asia o África”, comentó.

A decir de Booy, esta versatilidad sugiere que el parche podría tener un papel importante en optimizar la respuesta médica a las variantes del coronavirus, muchas de las cuales han acaparado los titulares por su transmisión mejorada.

Finalmente, el parche también es de un solo uso, lo que elimina el riesgo de contaminación cruzada. Aun cuando fue extremadamente exitoso en ratones, todavía no se ha probado en humanos. Actualmente, Vaxxas trabaja en recaudar los fondos para ensayos clínicos, dijo Booy, según el Times.

Fuente: newsweekespanol.com