La isla artificial que proporcionará energía a Dinamarca

La nación proporciona la mayor cantidad de petróleo a Europa, pero ha prometido que detendrá la producción de combustibles fósiles en los siguientes 30 años

Dinamarca está construyendo el primer centro de energía eólica del mundo en una isla artificial en el Mar del Norte en un esfuerzo por proporcionar energía más limpia.

La nación escandinava actualmente proporciona la mayor cantidad de petróleo entre todos los países europeos, pero ha prometido que detendrá la producción de combustibles fósiles en las próximas tres décadas.

Una isla enorme

La isla tendrá el tamaño de 18 campos de fútbol (120.000 metros cuadrados), pero hay esperanzas de triplicar ese tamaño.

Servirá como un centro para 200 turbinas eólicas marinas gigantes. Es el proyecto de construcción más grande en la historia de Dinamarca, con un costo estimado de 210 mil millones de coronas 34,000 millones de dólares.

El lugar está situado a 80 kilómetros mar adentro, la isla artificial sería propiedad del Estado al menos en la mitad, pero en parte del sector privado. No solo suministrará electricidad a los daneses, sino también a las redes eléctricas de otros países vecinos.

Hidrógeno verde

Aunque esos países aún no se han detallado, el profesor Jacob Ostergaard de la Universidad Técnica de Dinamarca le dijo a la BBC que el Reino Unido podría beneficiarse, así como Alemania o los Países Bajos.

También se proporcionaría hidrógeno verde para su uso en el transporte marítimo, la aviación, la industria y el transporte pesado. Bajo la Ley de Clima de Dinamarca, el país se ha comprometido a una ambiciosa reducción del 70 % en las emisiones de gases de efecto invernadero de 1990 para 2030 y a convertirse en CO2 neutral para 2050.

En diciembre pasado anunció que pondría fin a todas las nuevas exploraciones de petróleo y gas en el Mar del Norte. El ministro de Clima de Dinamarca, Dan Jorgensen, dijo que el país simplemente estaba “cambiando el mapa”.

“Éste es verdaderamente un gran momento para Dinamarca y para la transición verde global”, dijo Jorgensen. “Esta decisión marca el inicio de una nueva era de producción de energía sostenible en Dinamarca y el mundo y vincula objetivos climáticos muy ambiciosos con crecimiento y empleos verdes.

El centro energético en el Mar del Norte será el proyecto de construcción más grande en la historia de Dinamarca. Hará una gran contribución a la realización del enorme potencial de la energía eólica marina europea.

Fuente: tecreview.tec.mx