El reconocimiento facial se mete en el coche para vigilar la fatiga

La española Grupo Antolín se une a la israelí EyeSight para instalar en los salpicaderos de los coches tecnología biométrica para mejorar la seguridad vial

El reconocimiento facial sigue avanzando a pesar de los problemas de sesgo racial que ha presentado en numerosos proyectos en Estados Unidos y también en Europa. Sin embargo, China está a años luz del resto del mundo con el sistema de reconocimiento facial más sofisticado y desarrollado hasta el momento.

En España, aún no se ha desplegado más allá de los smartphones y de los proyectos pilotos de Aena en Madrid-Barajas y en Menorca. Ahora, el reconocimiento facial llega a los vehículos para controlar al instante el nivel de fatiga de los conductores.

El Grupo Antolín y la israelí Eyesight han unido sus fuerzas para poner en marcha este sistema en los futuros vehículos, “que podremos ver en dos años”, asegura a este periódico Rosalía Arribas, responsable de marketing de Grupo Antolín.

En esta alianza, la española «integra, tanto los sensores como las cámaras que permiten la monitorización, para que esta tecnología no sea invasiva. Por su parte, Eyesight desarrolla todo el software que permite el reconocimiento facial.

La aventura burgalesa con la tecnológica israelí comienza en un CES Las Vegas, comenta Arribas. Un año después, la firma española vuelve a la capital de Nevada (Estados Unidos) con presencia física en el stand de Eyesight donde presenta cómo oculta tras el salpicadero el sistema para mejorar la seguridad vial. “Esta empresa era el candidato ideal. Israel se ha convertido en un hub sobre todo en automoción”, apunta la responsable de marketing.

Bajo el nombre de Driver Sense, este sistema de monitorización del conductor analiza los ojos, los párpados, las pupilas, la posición de la cabeza y la mirada del conductor para determinar su grado de atención en la conducción y alertar de distracciones y de la somnolencia.

Por su parte, el sistema Cabin Sense monitoriza el interior del automóvil y a los pasajeros permitiendo el desarrollo de soluciones de seguridad adaptativas y la personalización del interior. La tecnología de Eyesight Technologies también permite identificar al conductor y detectar acciones como fumar o el uso del cinturón de seguridad y del teléfono móvil. “El sistema puede funcionar por si solo, lo que nosotros hemos hecho es integrarlo en el salpicadero y añadir una señal lumínica que alerta, por ejemplo, de si estas fatigado y así se encienda una luz roja”, apunta Arribas.

“La colaboración con Eyesight Technologies permite a Grupo Antolin avanzar en su estrategia Smart Integrator que se basa en el desarrollo de sistemas más complejos y de mayor valor añadido que ofrezcan nuevas funcionalidades incorporando más tecnología, electrónica y soluciones de iluminación”, señala el Grupo Antolín en un comunicado.

Smart Integrator será la base del nuevo plan estratégico de Grupo Antolin que se iniciará en 2020.

Fuente: hoy.es

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!