Una rara esponja gigante, descubierta en un fondo marino de Camboya

Una insólita esponja de gran tamaño ha sido descubierta en el primer área marina protegida de Camboya, durante un estudio sobre caballitos de mar a cargo de Fauna & Flora international (FFI).

La esponja de copa de Neptuno ha adquirido un estatus casi legendario entre los biólogos marinos, sobre todo porque desapareció durante más de un siglo. Hasta su redescubrimiento en aguas de Singapur en 2011, la especie no se había visto con vida desde 1908 y se la consideraba extinta.

Esta especie una vez abundante fue llevada al borde de la extinción como resultado de la sobreexplotación para museos, coleccionistas privados y personas con una inclinación por las bañeras novedosas: debido a su tamaño, estas esponjas pueden ser lo suficientemente amplias como para dar cabida a un niño.

A diferencia de la mayoría de las esponjas, que tienden a anclarse en los arrecifes, la copa de Neptuno se encuentra en fondos arenosos. Este hábitat también es favorecido por muchas especies de caballitos de mar, lo que explica por qué la esponja gigante salió a la luz en el curso del trabajo de prospección de FFI.

Koh Rong Sanloem y Koh Koun, las islas más cercanas a donde se encontró el espécimen de la taza de Neptuno en particular, son puntos de acceso para los caballitos de mar. Seis de las siete especies confirmadas hasta la fecha dentro de las aguas camboyanas están presentes en este sitio, y el equipo del proyecto tiene la esperanza de encontrar el séptimo, fácilmente identificable por su pequeño hocico, en futuras encuestas. Los siete caballitos de mar de Camboya están categorizados como Vulnerables en la Lista Roja de la UICN.

Informes anecdóticos de la presencia de la esponja de copa de Neptuno en un sitio de proyecto de FFI en Camboya ya estaban circulando en 2017. Los primeros avistamientos vinieron del archipiélago de Koh Sdach, donde el socio de FFI en ese momento, Projects Abroad, lideraba un proyecto de voluntariado de conservación, según un comunicado.

El último descubrimiento en un segundo sitio del proyecto FFI, esta vez en el archipiélago de Koh Rong, no solo es importante en sí mismo, sino que también sugiere que el hábitat de fondo arenoso de la esponja y la vida marina que allí se encuentran tienen el potencial de prosperar cuando están protegidos de la pesca de arrastre, que puede tener un impacto devastador en el fondo marino.

Fuente: europapress.es

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!