Las abejas cuentan mejor si son castigadas: estudio demuestra sus habilidades numéricas

Profundizar en las habilidades numéricas de las abejas es el objetivo del nuevo estudio, publicado por el Journal of Experimental Biology. Los investigadores sabían que podían contar hasta cuatro, pero ahora determinaron que si son castigadas por sus errores son capaces de captar números más altos.

Los científicos de la Universidad de Toulouse en Francia se basaron en estudios anteriores y diseñaron un experimento, donde dividieron a las abejas en dos grupos. Uno donde recibían una recompensa y otro donde eran penalizadas.

La autora principal del estudio, Scarlett Howard, explicó que primero entrenaron a las abejas para entrar en una cámara donde eran puestas a dos canales, con imágenes en sus extremos. En uno se mostraba siempre la imagen con cuatro formas, mientras que en el otro habían entre una y 10 formas.

El primer grupo fue entrenado para elegir una imagen con cuatro formas a través de la obtención de una solución de sacarosa dulce. Si seleccionaban otra, obtenían una solución de sabor amargo, a base de quinina.

Mientras que el segundo grupo también recibía la solución de sacarosa como premio por elegir la imagen de cuatro formas, pero no fue penalizado por seleccionar otra.

Abejas subestimadas

En otra fase del experimento, se probó por separado si las abejas eran capaces de identificar las imágenes con cuatro formas y las otras con cantidades mayores: de cuatro a ocho formas. Las pusieron de nuevo en la cámara con los dos canales y contaron cuántas veces seleccionaron la primera opción.

Fue allí que descubrieron que solo las abejas condicionadas con recompensas y penalizaciones eran las que elegían la imagen de cuatro formas, “a un nivel más alto que el azar”. Un 59% de ellas fue capaz de seleccionar imágenes con cuatro o cinco formas, lo que sugiere que pueden entender los números mayores a cuatro.

Howard pensó que las habilidades numéricas de las abejas eran subestimadas y por ello diseñó el experimento, que es comparado con los hallazgos del método del palo y la zanahoria por el profesor de la Universidad Queen Mary de Londres, Lars Chittka.

El académico dijo a New Scientist que este descubrimiento comprueba que cuando existe un castigo por obtener una respuesta incorrecta, aumenta la motivación para estar en lo correcto.

Fuente: fayerwayer.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!