Noticyti

La vuelta al mundo en mil medusas

Son las invitadas indeseables de un día de playa. Su sistema defensivo, evolucionado en un arma urticante, las ha convertido en el animal marino más incómodo para los bañistas que, a su vista, reaccionan poniendo todos los metros (o litros) de distancia posible.

Un gesto habitual que, quizá, ha ocultado la belleza de las medusas pese a ser una de las especies más prolíficas de los fondos marinos. Una situación que el Oceanogràfic de Valencia se ha propuesto resolver. El centro acuático ha inaugurado la exposición de medusas más grande de Europa en la que se pueden observar, sin peligro de picaduras, más de un millar de especímenes de todos los océanos del planeta.

De un centímetro, de dos metros, blancas, transparentes, amarillas, rojizas, como un huevo frito, ‘inmortales’ o invertidas… y algunas hasta con leyenda detrás. Como las que los ninjas secaban y trituraban después para transformarlas en polvo que lanzar a los ojos de sus enemigos.

En total, 18 especies (serán 21 cuando finalice la cuarentena de las tres restantes).

La muestra se encuentra repartida en más de 400 metros cuadrados del parque acuático, en los que se reparten los 16 tanques que recrean el hábitat necesario para que las medusas puedan ser observadas con todo lujo de detalle.

La exposición, una de las apuestas fuertes de la temporada del Oceanogràfic, permite dar un paseo alrededor del mundo a través de las diferentes especies de medusas que habitan los fondos marinos, desde las más próximas y conocidas como la Aurelia aurita (medusa común) hasta las más exóticas como la Cassiopeia xamachana (medusa invertida) o la medusa inmortal, capaz de regresar a las fases primigenias de su vida en forma de pólipo (asimilable a un humano que regresara a su forma de bebé).

En los estanques, los visitantes podrán observar las especies que alcanzan un mayor tamaño como la medusa melena de león (Cyanea capillata), que puede llegar a medir hasta 45 metros en el océano, o la más pesada, la Nemopilema nomurai, de la que se ha llegado a localizar algún espécimen de hasta 223 kilos. Todas ellas convivirán en los acuarios del Oceanogràfic con los cuidados de un equipo de biólogos formados específicamente. La muestra, según explicó la presidenta de Avanqua, la empresa que explota el Oceanogràfic, Celia

Calabuig, permanecerá al menos un año.

La exhibición de las medusas estará acompañado por otro espectáculo natural, esta vez en la gran pantalla, la del auditorio Mar Rojo, que acoge la proyección en 4D de Huracán. Un film producido por el prestigioso productor de naturaleza extrema Andy Byatt. Después de 19 años colaborando con la BBC para desarrollar series como Planeta Azul o Planeta Tierra, Byatt se sumerge de lleno en uno de los fenómenos más aterradores del planeta trasladando al espectador hasta el mismo ojo del huracán.

Fuente: elmundo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *