La hormiga león que come hormigas

Las hormigas león (Myrmeleontidae) tienen una morfología similar a la de una libélula y, a pesar de lo que se puede deducir por su nombre, en realidad no son hormigas sino que pertenecen a un grupo de insectos denominado Neurópteros.

Un equipo de científicos de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y de cuatro instituciones italianas: el Instituto de Biología Agroambiental y Forestal, el Centro Nacional para el Estudio y la Conservación de la Biodiversidad Forestal ‘Bosco Fontana’, la Universidad de Sassari y el Instituto para el Estudio del Ecosistema, han descubierto una especie hasta ahora desconocida de estos insectos en el sur de la península ibérica y en el norte de Túnez.

Según el estudio, publicado en la revista Zootxa, el nuevo invertebrado se ha bautizado como Myrmeleon almohadarum.

El término hormigas león hace referencia a que estos animales son normalmente depredadores de las hormigas. «El animal que descubrimos caza haciendo una especie de trampa en forma de cono en la arena y cuando las hormigas pasan por él les tiran tierra encima y se caen al hoyo donde la larva les espera con las mandíbulas abiertas», ha revelado a EL MUNDO Fernando Acevedo, investigador del departamento de Zoología y Antropología Física de la UCM y coautor del estudio.

Acevedo ha explicado que son principalmente las larvas las que cazan hormigas y que aunque de los adultos se tiene aun poca información se conoce que se alimentan de insectos voladores de cuerpo blando.

El análisis molecular realizado por los investigadores confirmó que las hormigas león encontradas pertenecían a una nueva especie. No obstante, sus rasgos morfológicos ya mostraban diferencias sustanciales con sus parientes más cercanos.»Cuando recolectamos las larvas ya nos dimos cuenta que eran bastante diferentes a lo que conocíamos y al criarlas y ver como se desarrollaban nos dimos cuenta que pertenecían a una especie diferente», ha asegurado Acevedo.

En España hay 26 especies diferentes de hormigas león, dentro de su género las diferencias morfológicas más sustanciales de la nueva especie en relación con las que ya se conocen se encuentran en la coloración del protórax y la venación alar. Asimismo, la longitud media de los machos es de 21,56 milímetros mientras que la de las hembras, de 23,05 milímetros.

En cuanto al hábitat, Acevedo ha asegura que la Myrmeleon almohadarumse ha encontrado unicamente en zonas arenosas, dunas, cuencas de ríos con depósitos arenosos secos o riveras de ríos en zonas calurosas, siempre con arena.

Los lugares de la península en los que se han encontrado ejemplares del animal son zonas arenosas de las provincias de Málaga, Cádiz, Almería y Huelva y Jaén.

Fuente: elmundo.es