Así apareció y desapareció Zelandia, el séptimo continente

Del nuevo continente solo afloran sus montañas más altas, Nueva Zelanda y Nueva Caledonia.

Un equipo de investigadores presentaron nuevos datos sobre el origen y la formación de Zelandia, el nuevo continente sumergido bajo las aguas del Pacífico, y del que solo afloran sus montañas más altas, Nueva Zelanda y Nueva Caledonia.

La revista científica Geology revela que Zelandia surgió de dos eventos tectónicos. Primero fue arrancado de Australia y la Antártida hace 80 millones de años.

Posteriormente fue moldeado por las fuerzas que iniciaron el Anillo de Fuego del Pacífico, una zona de volcanes y terremotos que va por las costas occidentales de América del Norte y del Sur, pasando Alaska y Japón, y luego a través del Pacífico occidental hasta Nueva Zelanda.

Laia Alegret, paleontóloga española de la Universidad de Zaragoza, participó junto a otros 31 científicos en la expedición a bordo del buque de perforación Joides Resolution en 2017.

Ahora la paleontóloga se encuentra en Nueva Zelanda para poner en común con los científicos de la expedición los resultados obtenidos, que acaban de ser publicados por la revista científica Geology, y continuar trabajando.

La investigadora ha contribuido con el estudio de miles de microfósiles obtenidos en seis perforaciones del fondo marino del nuevo continente, con una superficie sumergida de unos 5 millones de kilómetros cuadrados que afirma que esos resultados han cambiado lo poco que se sabía sobre este continente oculto”.

“Nos han permitido conocer cómo evolucionó como un continente independiente tras separarse de Australia y la Antártida hace 80 millones de años, cómo cambió la profundidad de sus mares a lo largo del tiempo, en qué momentos emergió y se hundió, condicionando las migraciones de las especies, las corrientes oceánicas y el clima global”, dice.

Por su parte, Rupert Sutherland, geofísico Victoria de Wellington asegura que “estos cambios dramáticos en el norte de Zealandia, un área del tamaño de la India, coincidieron con el pandeo de las capas de roca (conocidas como estratos) y la formación de volcanes submarinos en todo el Pacífico occidental”.

En pocas palabras, fue el nacimiento del Anillo de Fuego, el arco de zonas de subducción que rodea el Pacífico. La actividad tectónica del Anillo de Fuego se acompaña de terremotos relativamente frecuentes y regiones de actividad volcánica.

“Una de las cosas sorprendentes de nuestras observaciones es que revelan que los primeros signos del Anillo de Fuego fueron casi simultáneos en todo el Pacífico occidental”, dijo Sutherland en un comunicado.

Fuente: tecreview.es

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!