Animales que viven en ríos y lagos disminuyeron 88 en periodo de 42 años: estudio

Los grandes animales que viven en ríos y lagos han disminuido en un 88 por ciento de 1970 a 2012, el doble de la pérdida de poblaciones de vertebrados en tierra o en el océano.

Es el cálculo resultante de un estudio del Instituto Leibniz de Ecología de Agua Dulce y Pesca Interior (IGB) y colegas internacionales, publicado en Global Change Biology.

Sus autores constatan que las especies de peces grandes se ven particularmente afectadas. Y, sin embargo, persisten grandes brechas en las acciones de monitoreo y conservación de la megafauna de agua dulce, particularmente en áreas con altos niveles de biodiversidad.

La megafauna de agua dulce incluye todos los animales de agua dulce que pesan 30 kilogramos o más, como especies de delfines de río, castores, cocodrilos, tortugas gigantes y esturiones. Los científicos compilaron datos de series de tiempo disponibles para 126 especies de megafauna de agua dulce en todo el mundo, así como los datos de distribución geográfica históricos y contemporáneos de 44 especies en Europa y los Estados Unidos.

“Los resultados son alarmantes y confirman los temores de los científicos involucrados en el estudio y la protección de la biodiversidad de agua dulce”, dice en un comunicado Sonja Jähnig, autora principal del estudio y experta en los efectos del cambio global en los ecosistemas de los ríos en IGB.

De 1970 a 2012, las poblaciones mundiales de megafauna de agua dulce disminuyeron en un 88 por ciento, especialmente en los dominios de Indomalaya (en un 99 por ciento) y Paleártico (en un 97 por ciento): el primero cubre el sur y el sudeste de Asia y el sur de China, y el segundo Europa , África del Norte y la mayor parte de Asia. Las especies de peces grandes como los esturiones, los salmónidos y los bagres gigantes están particularmente amenazados: con una disminución del 94 por ciento, seguidos de reptiles con el 72 por ciento.

La sobreexplotación es la principal amenaza para la megafauna de agua dulce, ya que a menudo son objetivo de carne, piel y huevos.

“Además, el declive de las grandes especies de peces también se atribuye a la pérdida de ríos que fluyen libremente, ya que el acceso a las zonas de desove y alimentación a menudo está bloqueado por represas. Aunque los grandes ríos del mundo ya han sido muy fragmentados, se planean otras 3.700 represas grandes o en construcción: esto exacerbará la fragmentación del río aún más. Más de 800 de estas represas planificadas se encuentran en zonas de diversidad de megafauna de agua dulce, incluidas las cuencas de los ríos Amazonas, Congo, Mekong y Ganges”, dice Fengzhi He, primer autor del estudio.

Fuente: EP

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!