Emi Labs, el robot que te ayuda reclutar a tu personal

Una tienda de comida rápida en Argentina tardaba entre 20 y 30 días en completar un proceso de reclutamiento, desde la publicación de la vacante hasta la contratación del talento. Todo este tiempo invertido reducía las posibilidades de que el director de recursos humanos generara estrategias para mejorar la satisfacción de los empleados, pues siempre había un currículum vitae que revisar.

Los directores de la tienda decidieron apostar por la inteligencia artificial, específicamente por Emi Labs, una start-up que automatiza la contratación con ayuda de un bot. Desde su implementación, el tiempo de este proceso se redujo en 90%. Hoy, contratar a un empleado en la firma de comida rápida no rebasa los tres días.

“Emi es una interfaz que permite a las empresas contratar grandes volúmenes de candidatos, principalmente en industrias donde la rotación laboral es alta, como los retailers de ropa y comida y bancos, donde no se puede perder el tiempo a la hora de contratar talento”, explica Mateo Cavasotto, CEO y cofundador de Emi Labs.

La solución

Emi es un chat que platica con el 100% de candidatos que se postula a una vacante, las 24 horas del día y durante los siete días de la semana. Este robot se encarga de recopilar la información básica de los trabajadores: edad, dirección, estudios, experiencia y formación, según las necesidades de cada puesto.

Posteriormente, Emi revisa la agenda de los reclutadores y, el día que están libres, les coordina entrevistas con los candidatos. “Emi automatiza el primer filtro de la contratación, que es la que implica un mayor trabajo. Se encarga de seleccionar a todas aquellas personas que cumplen con los requisitos y las hace avanzar a un siguiente nivel. A partir de ahí, los seres humanos son los que se encargan de todo”, detalla Cavasotto.

El robot va aprendiendo lo que quieren los reclutadores, modifica sus filtros según las necesidades de las vacantes. Su algoritmo de interacción con el usuario también evoluciona, ya que la idea es que la gente se sienta en una conversación natural, que se una plática muy similar a la que tendría con cualquier reclutador.

El modelo

Las empresas que contratan el servicio de Emi Labs pagan dependiendo del número de vacantes que quieren obtener y del tipo de industria en la que se encuentran, por lo que no hay un monto fijo de inversión.

La start-up ya trabaja con más de 50 empresas en Argentina, entre ellas BBVA, PwC y Burger King. En México, donde acaba de iniciar operaciones, todavía no hay contratos cerrados, pero Cavasotto espera que se supere la cifra de Argentina.

“En México estamos cerrando las pruebas piloto, pero tenemos muchas expectativas porque es el país de América Latina donde existe una mayor rotación laboral”, dice Cavasotto.

Los emprendedores

Mateo Cavasotto y Andrés Arslanian se conocieron cuando eran voluntarios en una organización no gubernamental (ONG) dedicada a generar estrategias de apoyo para la población vulnerable. En este lugar, ambos notaron que muchas de las personas no tenían presencia en el mundo laboral por una simple razón: su currículum vitae estaba mal elaborado.

Así nació la idea de desarrollar un bot que, a través de una entrevista online, elaborara los resúmenes profesionales de las personas. Pero esta idea evolucionó cuando empezaron a tener contacto con las empresas y entendieron lo difícil que es para los reclutadores contratar talento.

“Emi cambió de rumbo y se enfocó en atender esta necesidad de las compañías”, explica Cavasotto. En 2017, los emprendedores invirtieron casi 10,000 dólares y lanzaron un programa piloto con empresas de Argentina. Esto hizo que ambos llegaron a Y Combinator, una aceleradora estadounidense de start-ups que ha tenido entre sus filas a los fundadores de Rappi, Dropbox y Airbnb.

Retos y planes

El uso de inteligencia artificial está mejorando los procesos de reclutamiento. Sin embargo, todavía hay algunas situaciones que Emi no puede resolver, como identificar las habilidades y capacidades que los candidatos no registran en su currículum vitae y que provoca que sean descartados del proceso.

“Lo que estamos haciendo es que el reclutador revise la base de los rechazados para asegurarse de que no se vaya algún talento. Además le pedimos que retroalimente al bot y que lo programe cada vez que cambien las necesidades de los puestos”, explica el CEO de Emi Labs.

La evolución de Emi va a la par de la expansión de la empresa. Mateo Cavasotto dice que los dos millones de dólares que recaudaron en su primera ronda de inversión, liderada por el fondo Khosla Ventures, están siendo destinados a la apertura de oficinas en México, a la contratación de nuevo talento y al desarrollo de tecnología.

“Estamos concentrados en México. Queremos que en 2020 este país represente más del 50% de las operaciones de la empresa”, detalla.

Si bien los emprendedores todavía no piensan en una segunda ronda de inversión, sí tienen en mente el crecimiento. Así que los objetivos para el próximo año son Brasil y Colombia.

Fuente: tecreview.tec.mx

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!