Una ‘droga del sexo’ también protege el corazón

Un grupo de investigadores británicos, que estaba probando en animales de laboratorio un fármaco contra la disfunción eréctil, ha comprobado que también es eficaz para tratar la insuficiencia cardiaca, una enfermedad grave, porque la tasa media de supervivencia de los pacientes no supera los cinco años.

Se trata del Tadalafil (un medicamento que pertenece a la misma familia que la famosa Viagra) y también puede proteger el corazón de los seres humanos, según defiende el principal responsable de esta investigación, Andrew Trafford, en el estudio que se publica hoy en la revista científica “Scientific Reports”.

Enfermedad grave

La insuficiencia cardíaca es un trastorno devastador en humanos, porque se origina cuando el corazón es demasiado débil para bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades del cuerpo.

“Este descubrimiento es un avance importante”, explica el doctor Trafford, porque esta grave dolencia cardiaca afecta a millones de personas en todo mundo y ahora no existe un tratamiento farmacológico eficaz.

De hecho, los primeros ensayos en humanos demuestran ya que esta “droga sexual”, el Tadalafil, puede ser eficaz para tratar la insuficiencia cardíaca.

“Es totalmente posible que algunos pacientes que lo toman para la disfunción eréctil también hayan disfrutado, sin saberlo, un efecto protector en su corazón”, comenta con evidente satisfacción Andrew Trafford.

Ensayo

En concreto, las ovejas fueron utilizadas por este equipo de científicos porque la fisiología de sus corazones es similar al de los humanos. Cuando estos animales tenían insuficiencia cardíaca, los investigadores administraron este medicamento y, en un corto período de tiempo, se detuvo el empeoramiento progresivo de la insuficiencia cardíaca y, lo que es más importante, el fármaco revirtió sus efectos, por completo.

El Tadalafil bloquea una enzima llamada “fosfodiesterasa 5” o PDE5S, que regula la forma en que nuestro tejido responde a las hormonas como la adrenalina. Este es un medicamento muy utilizado y muy seguro, con efectos secundarios mínimos, según explican en su estudio estos investigadores de la Universidad de Manchester.

Necesidad

Sin embargo, como otros principios activos, puede interactuar con otros medicamentos y, por esa razón, se recomienda que sólo se administre bajo prescripción médica.

Estos nuevos ensayos han sido financiados por la Fundación Británica del Corazón, y, según Metin Avkiran, el director médico de esta organización, se necesitan “nuevos tratamientos seguros y efectivos para la insuficiencia cardíaca, porque afecta a casi un millón de personas sólo en el Reino Unido”.

Y, de este modo, los científicos cierran un círculo, ya que la Viagra se desarrolló inicialmente como un posible tratamiento para enfermedades del corazón antes de que se descubriera que tenía un beneficio inesperado, que la hizo mundialmente famosa: evitaba la disfunción eréctil.

Fuente: cadenaser.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!