Hayabusa 2 emprende su regreso a la Tierra trayendo muestras del asteroide Ryugu

La sonda Hayabusa 2 comenzó su regreso a la Tierra después de 1.5 años de exploración del asteroide Ryugu. Se espera que la estación entregue una cápsula con muestras de suelo a la órbita terrestre a fines de 2020, informó la misión en Twitter.

La estación robótica interplanetaria Hayabusa 2 se lanzó al espacio utilizando el vehículo de lanzamiento H-IIA el 3 de diciembre de 2014. El dispositivo superó un total de 3.200 millones de kilómetros y el 27 de junio de 2018, entró en órbita alrededor del asteroide de 500 metros cercano a la Tierra Ryugu (162173).

¿Por qué es importante?

Durante un año y medio de investigación, la estación pudo obtener muestras de materia de asteroides tanto de su superficie como de las capas internas. La sonda aterrizó en el asteroide dos pequeñas sondas MINERVA II1, el módulo MINERVA II2, así como el robot MASCOT (Mobile Asteroid Surface Scout), que recogió valiosos datos científicos. La estación misma logró mapear el asteroide y explorarlo exhaustivamente durante este tiempo.

En la mañana del 13 de noviembre de 2019, Hayabusa 2, a una distancia de 20.11 kilómetros de la superficie de Ryugu, encendió los motores como parte de una maniobra de descenso desde la órbita y regreso a la Tierra.

Después de 15 minutos, la confirmación del éxito de la maniobra llegó a la Tierra, el estado actual de la nave espacial es nominal, se aleja gradualmente del asteroide a una velocidad de 9.2 centímetros por segundo. Cinco días después, la estación abandonará la Esfera de Hill del asteroide, hasta ese momento recibirá regularmente imágenes de Ryugu.

Estudios en Tierra

Se espera que la estación entregue la cápsula con muestras de suelo a la órbita terrestre a fines de 2020. Después de ingresar a la atmósfera, la cápsula aterrizará en el sitio de prueba de Woomera en el sur de Australia central.

Ahora, la Agencia Japonesa de Investigación Aeroespacial (JAXA) se dedica a obtener el permiso para realizar una operación de búsqueda, colocando un complejo de antenas en la zona de aterrizaje y exportando la cápsula a Japón, donde finalmente será abierta por los científicos.

En su extensa misión, el aparato espacial Hayabusa 2 descubrió que la superficie está cubierta de cráteres de hasta 200 metros, y en el ecuador hay una cadena montañosa. Así lo informa el sitio web de JAXA.

Fuente: nmas1.org

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!