Gusanos parasitarios invaden el ojo de una mujer mientras corría

Una mujer que practicaba senderismo fue víctima de un extraño gusano parásito ocular que generalmente sólo ataca a las vacas. Se trata de la segunda persona que ha contraído este gusano según la revista Clinical Infectious Diseases.

La mujer de 68 años, originaria de Nebraska, acostumbra a pasar sus inviernos en California en un lugar llamado Carmel Valley, un sitio designado por el censo ubicado en el condado de Monterrey y que es famoso por sus bodegas de vino y sus rutas de senderismo.

La paciente en cuestión sintió una irritación en su ojo derecho cuando se encontraba en el Valle durante 2018 y entonces prosiguió a lavarse el ojo con agua del grifo, entonces pudo vislumbrar a un gusano retorcido de 1.3 centímetros. Lo peor cuando se acercó al espejo vio que había otro gusano redondo en su ojo, mismo que eliminó de inmediato.

Al día siguiente, la mujer fue directamente a un oftalmólogo en Monterey, California, quien recuperó un tercer gusano redondo (también conocido como nematodo) del ojo de la mujer y conservó el gusano en formaldehído. El médico le dijo a la mujer que continuara enjuagándose los ojos con agua destilada para eliminar más gusanos. Le dieron un medicamento tópico para evitar que cualquier infección bacteriana se arraigue.

La muestra conservada de gusanos se envió a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, donde los investigadores determinaron que la mujer estaba infectada con una especie de gusano ocular llamado Thelazia gulosa.

Lo más curioso es que sólo se ha informado otro caso humano de T. gulosa, en una mujer de Oregon de 26 años que se infectó en agosto de 2016, pues esta especie generalmente infecta al ganado y es transportado por ciertos tipos de moscas faciales que consumen secreciones oculares.

Los médicos no saben con certeza cómo la mujer de Nebraska contrajo la infección. Pero ella les dijo a los médicos que es una corredora y agregó que recuerda claramente una carrera en particular en Carmel Valley en febrero de 2018 durante la cual dobló la esquina de un sendero empinado y se topó con un enjambre de moscas. Ella recordó “quitarse las moscas de la cara y escupirlas de la boca”, según los doctores y ese pudo ser el momento en el que se infectó.

Después de ir al médico de Monterrey, la mujer pronto regresó a Nebraska, pero todavía sentía que había algo en sus ojos. Aunque varios médicos en su estado natal no pudieron ver más gusanos, la mujer finalmente le quitó un cuarto gusano del ojo.

El tratamiento estándar para gusanos como estos es simplemente eliminarlos, aunque en algunos casos, los médicos usan un medicamento antiparasitario llamado ivermectina para tratar los gusanos oculares. En el caso de la mujer, se consideró el tratamiento con ivermectina, pero se pospuso. En cambio, la mujer se lavó los ojos durante dos semanas más. Después de eso, su irritación ocular desapareció y no se encontraron más gusanos, según el informe.

Fuente: noticierostelevisa.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!