Estudio revela que el megalodón tenía crías caníbales de tamaño humano

Otodus megalodon, que pobló los mares entre hace 15 y 3,6 millones de años, tiene un rico registro fósil, pero su biología sigue siendo poco conocida como la mayoría de los otros tiburones extintos

Megalodón, el ancestro gigante de los tiburones, daba a luz bebés más grandes que la mayoría de los humanos adultos, que probablemente crecían al comer huevos sin eclosionar en el útero.

Una nueva investigación que arroja luz sobre la biología reproductiva, el crecimiento y la esperanza de vida de Megalodon (formalmente llamado Otodus megalodon) aparece en la revista internacional Historical Biology.

Aunque Otodus megalodon suele retratarse como un tiburón monstruoso de gran tamaño en novelas y películas como la película de ciencia ficción de 2018 “The Meg”, los datos científicos respaldan una estimación más modesta pero aún impresionante de unos 15 metros para los individuos más grandes actualmente conocidos.

El estudio indica que, desde el momento del nacimiento, Megalodon ya era un pez grande, señaló Kenshu Shimada, paleobiólogo de la Universidad DePaul en Chicago y autor principal del estudio.

“Como uno de los carnívoros más grandes que jamás haya existido en la Tierra, descifrar tales parámetros de crecimiento de O. megalodon es fundamental para comprender el papel que juegan los grandes carnívoros en el contexto de la evolución de los ecosistemas marinos”, dijo Shimada.

Otodus megalodon –que pobló los mares entre hace 15 y 3,6 millones de años– tiene un rico registro fósil, pero su biología sigue siendo poco conocida como la mayoría de los otros tiburones extintos porque el pez cartilaginoso se conoce principalmente solo por sus dientes. Sin embargo, se conocen algunos restos de vértebras gigantes, dijo Shimada.

Los investigadores utilizaron una técnica de tomografía computarizada para examinar ‘bandas de crecimiento’ incrementales supuestamente registradas anualmente (análogas a los anillos de los árboles) en un espécimen vertebral de Megalodon alojado en el Real Instituto Belga de Ciencias Naturales de Bruselas.

Con unas medidas de hasta 15 centímetros (6 pulgadas) de diámetro, se estimó anteriormente que las vértebras procedían de un individuo de unos 9 metros (30 pies) de longitud según las comparaciones con las vértebras de los grandes tiburones blancos modernos, según los investigadores.

Canibalismo en el útero

Las imágenes de TC revelan que las vértebras tienen 46 bandas de crecimiento, lo que significa que el fósil de Megalodon de 9 metros murió a los 46 años. Al calcular la longitud de su cuerpo cuando se formó cada banda, la investigación sugiere que el tamaño del tiburón al nacer era de aproximadamente 6.6 pies ( 2 metros) de longitud, un resultado que sugiere que Megalodon dio a luz a posiblemente los bebés más grandes del mundo de los tiburones.

Estos datos también sugieren que, como todos los tiburones lamniformes actuales, el Megalodon embrionario creció dentro de su madre al alimentarse de huevos sin eclosionar en el útero, una práctica conocida como oofagia, una forma de canibalismo intrauterino.

“Los resultados de este trabajo arrojan nueva luz sobre la historia de vida de Megalodon, no solo cómo creció Megalodon, sino también cómo se desarrollaron sus embriones, cómo dio a luz y cuánto tiempo pudo haber vivido”, dijo el coautor Becker.

Aunque probablemente sea energéticamente costoso para la madre criar embriones tan grandes, los recién nacidos tienen una ventaja porque su gran tamaño reduce las posibilidades de ser devorados por otros depredadores, dijo Shimada.

Fuente: rpp.pe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *