Descubren cómo detectar las áreas del cerebro afectadas en pacientes en coma

Investigadores de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) han descubierto cómo detectar qué áreas del cerebro están inactivas en los pacientes en coma, lo que podría conducir a un posible tratamiento para recuperar la consciencia.

El estudio, que publica la revista ‘Science Advance’, ha sido dirigido por el director del Centro de Cognición y Cerebro del Departamento de Tecnología de la Información y Comunicaciones de la UPF, Gustavo Deco.

El investigador ha explicado a Efe que “una persona consciente usa todas las áreas del cerebro de forma más o menos homogénea, en cambio las personas en coma tienen ciertos sectores menos activos”.

El estudio ha revelado que, una vez detectadas las áreas cerebrales afectadas en las personas en coma, se puede deducir la probabilidad de qué áreas o redes del cerebro se activarán o no.

Así, la investigación abre la puerta a una nueva clasificación de los estados de coma distinta a la actual, que se basa en los síntomas externos que los pacientes presentan, y poder diagnosticar su nivel de inconsciencia según un criterio cuantitativo, dependiendo de las áreas del cerebro que tienen en funcionamiento.

El profesor ha apuntado que, aunque no forme parte del estudio propiamente, este descubrimiento podría ayudar a concebir un tratamiento para las personas en estados vegetativos.

“Si sabemos qué redes del cerebro están desactivadas, podemos usar estímulos externos para activarlas, como por ejemplo introducir electrodos en estas áreas tan precisas”, ha dicho Deco.

Estos electrodos, que se conocen como ‘deep brain stimulation’ (DBS), aún no se han usado en pacientes que están en un estado inconsciente, pero sí en otras personas que padecen enfermedades relacionadas con el cerebro, como el Parkinson.

Deco, que ha contado con la colaboración de investigadores internacionales, estudió a 169 pacientes divididos en cuatro grupos según el nivel de profundidad del coma: personas en una categoría comatosa más profunda, conocida como estado vegetativo, aquellos con mínima consciencia, pacientes recuperados del coma y aquellos con plena consciencia, que eran el grupo control.

Todos ellos fueron sometidos a técnicas de resonancia magnética funcional hasta descubrir qué áreas neuronales tenían activas y cuáles funcionaban, aunque fuera mínimamente.

Fuente: EFE

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!