Los escarabajos son los animales que tiene el sexo más ‘salvaje’

En el caso de los animales, existen especies que rompen todos los esquemas como los escarabajos y quienes tienen un acto sexual brutal.

El portal de noticia Trome publicó un estudio que salió en Proceedings of Royal Society  y que explica esta condición.

“La coevolución genital extrema es un fenómeno que ocurre en distintas especies como patos, peces y moscas de la fruta. Las hembras de ciertas especies de patos desarrollan un tipo de genital interno de callejones sin salida para frustrar el avance de los genitales de su contraparte. A su vez, los machos se las han ingeniado para tener penes más largos y elaborados”, dice el informe.

Para ello un equipo de científicos de la Universidad de Australia Occidental desveló al detalle este complejo y violento proceso en el que las hembras luchan para protegerse de los atroces penes de los machos.

El adjetivo solo lo entenderás cuando vea la imagen del nada indefenso miembro.

Una vez que el escarabajo madura sexualmente luego de escapar de los frijoles donde viven mientras son larvas, solo les queda procrear.

“No hay mucho cortejo. El macho salta en la hembra y hay un poco de resistencia; se recuesta un poco hacia atrás cuando está totalmente dentro. Luego, hay un momento en que la hembra empieza a patear al macho. Finalmente, se separan después de unos minutos”.

El equipo de Doughery estudió 13 poblaciones criadas para ver qué ocurría dentro de los caparazones. Se buscó daños relacionados al acto sexual. Inicialmente, no se detectó una relación entre cicatrices y el grosor de los tractos reproductivos.

Pero posteriormente, se descubrió que las cicatrices eran mayores y más gruesas cuando los tejidos eran delgados y las púas de los penes eran más largas.

Los investigadores, que las púas y el engrosamiento del tracto evolucionan en respuesta mutua.

Es el daño causado por los machos, dicen los investigadores, lo que ocasiona que las hembras evolucionen.

Al ser tanto el daño, este origina cambios rápidos. Finalmente, las hembras menos dañadas tienen más crías.

Las espinas ayudarían a mantener a la pareja unida y aumentar las probabilidades de transmitir esperma, lo que a su vez, incrementaría el éxito de la fertilización, de acuerdo a los autores del trabajo.

Fuente: hsbnoticias.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!