El sostén hecho en México para detectar cáncer de mama

En México, cada año se diagnostican 23 mil casos de cáncer de mama y hay 6 mil muertes a causa de este padecimiento.

De acuerdo con los especialistas, si es detectado y tratado durante su fase temprana, el paciente tiene una tasa de supervivencia alta (casi del 100%). Es por ello que Julián Ríos Cantú, de 18 años, inspirado por su madre, quien perdió ambos senos por la enfermedad, se dio a la tarea de crear un método más eficiente que la autoexploración.

Se pensaría que se trata de algo muy aparatoso, pero en realidad es una prenda que casi todas las mujeres usan: un sostén. Así, EVA (como se le conoce) utiliza aproximadamente 200 biosensores para crear un mapa de la superficie del seno y monitorear cambios de temperatura, tamaño y peso.

Higia Technologies, la empresa que creó el estudiante de preparatoria del Tecnológico de Monterrey, junto con otros miembros de la institución, es la encargada del desarrollo del producto, que posiblemente tenga un costo aproximado de 2 mil 500 pesos.

El objetivo de la mayoría de los exámenes de autoexploración es detectar cambios de peso y tamaño. En este sentido, los sensores de temperatura de EVA analizan áreas donde pudiera presentarse un incremento en la corriente sanguínea, la cual podría estar alimentando un tumor.

Para un análisis completo, las pacientes tendrían que utilizar el sostén entre 60 y 90 minutos a la semana. Los resultados, una vez que los datos sean analizados por el algoritmo de Higia Technologies, serían enviados al usuario y su oncólogo.

Con su invento, Ríos Cantú se llevó el primer lugar en los Global Student Entrepreneur Awards, celebrados el fin de semana pasado, que le valió un premio de 20 mil dólares (unos 380 mil pesos).

Fuente: paréntesis.com

 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!