Robot realizó operaciones oculares por primera vez y su éxito fue del 100%

Existen operaciones que son demasiado delicadas y precisas como para que las realice un humano; por eso, los especialistas están intentando desde hace un tiempo utilizar robots. Ahora, de acuerdo a una investigación publicada en Nature Engineering, por primera vez, un robot ha realizado una cirugía ocular en humanos.

Las operaciones, que comenzaron en 2016 pero que recién se publican los resultados, se realizaron en 6 participantes que necesitaban se les remueva una membrana de la retina para mejorar su visión. Este delicado procedimiento implica cortar una colección de células que se han agrupado, distorsionando lo que la persona puede ver.

Un éxito del 100%

Para el estudio, un total de 12 personas se sometieron a cirugía, pero solo 6 de ellas se realizó con el robot. El dispositivo está fabricado por la compañia holandesa Preceyes, y tiene un brazo móvil dirigido mediante un controlador estilo joystick. Se puede equipar con varios instrumentos quirúrgicos diferentes y filtra los temblores imperceptibles de la mano del cirujano. En los doce casos, tanto robóticos como manuales, las operaciones tuvieron éxito.

El enfoque robótico tardó casi tres veces más que realizar la cirugía manualmente. “El robot tardó un poco más, pero eso era de esperar”, dice Robert MacLaren de la Universidad de Oxford a New Scientist. Eso es porque eran nuevos en el uso del robot, por lo que fueron especialmente cautos. Los pacientes que se sometieron a la cirugía robótica parecieron experimentar menos hemorragias en general, aunque el estudio fue demasiado pequeño para descartar por completo la posibilidad de que se tratara de una casualidad estadística.

Sin embargo, el objetivo del estudio no fue mejorar este tipo particular de cirugía. Sino probar el robot en cirugías mucho más complicadas, que los humanos no pueden realizar manualmente. “Usando el robot, también podríamos desbloquear vasos sanguíneos o posiblemente inyectar cosas en el nervio óptico”, dice MacLaren. Ambos requerirían un control motor tan fino que los cirujanos simplemente no pueden hacerlo.

Las manos humanas no son tan precisas

Incluso los mejores cirujanos no tienen una mano completamente estable. Cuando se analiza la punta de un instrumento, las vibraciones son del orden de alrededor de 0,1 milímetros. Aunque este margen de error es muy pequeño, hay partes de la retina, como la membrana limitante interna, que tienen solo 0,02 milímetros de grosor, casi una quinta parte del tamaño.

Para un humano, es muy difícil enganchar la punta de una aguja con estas partes sin dañar las estructuras más profundas debido a las vibraciones naturales de la mano. En comparación, el robot quirúrgico se puede mover hacia adelante en incrementos de 0,01 milímetros, lo suficientemente bueno como para evitar dañar las áreas cercanas.

“La gente ha estado tratando de hacer esto desde la década de 1980, y es la primera vez que alguien llega hasta aquí”, dice Bradley Nelson en el Instituto Federal Suizo de Tecnología en Zurich. En el futuro, los robots podrán realizar estos procedimientos de forma más rápida, menos costosa y con mejores resultados, afirma. “Sin embargo, todavía no hemos llegado. Es muy difícil hacer una máquina que pueda replicar a un humano con años y años de experiencia”, dice.

Los médicos ya vienen usando robots para realizar operaciones, como el caso donde médicos mexicanos realizaron una operación robótica de torax. Así mismo, se han fabricado robots para operar el cerebro y otros para hacerlo desde dentro.

Fuente: nmas1.org

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!