Video del francés que ganó Nobel de Física este año causa polémica en Academia sueca

La Academia Real sueca de Ciencias, que concede el premio Nobel de Física, se distanció este jueves de su laureado francés de este año, después de que se rescatara un video en el que aparece bailando con unas asistentes ligeras de ropa.

La grabación, en tono humorístico y que puede encontrarse en YouTube, se rodó en 2010 para promocionar los láseres de precisión, el campo por el que Gérard Mourou fue reconocido el martes con el Premio Nobel, junto a la canadiense Donna Strickland y el estadunidense Arthur Ashkin.

En el video se ve al científico con una bata blanca y lentes negros bailando en la sala de láser de la Ecole Polytechnique de París rodeado de varias personas, entre ellas unas jóvenes mujeres que se quitan sus batas de laboratorio y se quedan en camiseta y shorts ajustados blancos.

En un contexto marcado por el movimiento #MeToo, el organismo de entrega del galardón dijo que condenaba el video pero que apoyaba a Mourou.

El video “refleja actitudes que la Academia Real Sueca de Ciencias no respalda”, dijo su secretario general, Goran Hansson, quien señaló que, no obstante, la grabación se realizó hace varios años.

Su resurgimiento se produjo además en medio de un debate sobre por qué tan pocas mujeres han ganado el Nobel en disciplinas científicas.

No obstante, el video no tendrá ningún impacto en la decisión del comité de galardonar a Mourou, y los estatutos del premio establecen que no puede retirarse.

“Premiamos los descubrimientos e investigaciones realizados por el profesor Mourou y estos son fantásticos, y es por eso por lo que obtiene el Premio Nobel de Física”, dijo Hansson.

“No tenemos en cuenta otros elementos. Esto no es un premio por videos o películas, es un premio a la ciencia”, insistió.

Mourou se defendió en un correo enviado a la Afp.

“El clip es de hace unos años y estaba seguro que se sacaría a la luz con el Premio Nobel”, lamentó.

Para Mourou, se trata de un video filmado con “humor” para “mostrar la ciencia desde un punto de vista desenfadado”.

“Entonces había otros videos de este tipo y por eso lo acepté […] Algunas personas fueron muy críticas, pero la mayoría de la gente comprendió el tono humorístico de este video”, añadió.

Uno de los usuarios de YouTube que comentaron el video lo consideró un “escándalo para la comunidad científica”, que “lucha” para conseguir financiación para investigación, mientras que a otro le parecía “refrescante” que un científico “parezca apreciar las cosas buenas de la vida”.

Fuente: Afp

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!