Un nuevo material captura CO2 del aire y lo transforma en materiales orgánicos útiles

Problemas asociados con el calentamiento global y el cambio climático se vinculan con las emisiones mundiales de CO2. Una posible solución es capturar y secuestrar carbono de la atmósfera, pero los métodos actuales requieren mucha energía.

Este nuevo material podría ser la solución, porque captura y convierte el CO2 de manera hasta diez veces más eficiente de lo habitual en materiales orgánicos útiles.

El material ha sido diseñado en el Instituto de Ciencias Integradas de Materiales Celulares (iCeMS) de la Universidad de Kioto y sus propiedades han sido descritas en un estudio publicado en la revista Nature Communications.

Se trata de un polímero de coordinación poroso (PCP, también conocido como MOF; estructura organometálica), una estructura que consta de iones metálicos de zinc.

El material tiene un componente orgánico con una estructura molecular similar a una hélice, y a medida que las moléculas de CO2 se acercan a la estructura, giran y se reorganizan para permitir la captura de CO2, lo que produce ligeros cambios en los canales moleculares dentro de la PCP, lo que le permite actuar como tamiz molecular que puede reconocer moléculas por tamaño y forma.

Después de capturar el carbono, el material convertido puede usarse para fabricar poliuretano, un material con una amplia variedad de aplicaciones que incluyen ropa, electrodomésticos y envases. Según explica Susumu Kitagawa, químico de materiales en la Universidad de Kyoto:

Uno de los enfoques más ecológicos para la captura de carbono es reciclar el dióxido de carbono en productos químicos de alto valor, como los carbonatos cíclicos que se pueden utilizar en productos petroquímicos y farmacéuticos.

Fuente; xatakaciencia.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!