Momia de gato de 2,500 años asombró a los arqueólogos por lo que tiene en su interior

Un equipo de científicos del Instituto Nacional de Investigación Arqueológica Preventiva (Inrap) de Francia logró estudiar el interior de una famosa momia de un gato egipcio de 2.500 años de antigüedad. Lo que hallaron en el interior sorprendió a los expertos.

Para ello utilizaron la tecnología 3D y un escáner que les permitió obtener información del interior de la momia sin necesidad de abrirla, como se hizo con otras momias en el pasado.

Conservada en el Museo de Bellas Artes de Rennes, la momia fue objeto de un estudio exhaustivo y único para un objeto de este tipo.

Con la supervisión de un veterinario, la pieza fue escaneada y se obtuvo una reconstrucción en 3D tanto del exterior como del interior. Estos moldes fueron configurados usando realidad virtual y aumentada. Luego, ambas partes fueron impresas en 3D.

A diferencia de otras momias de felinos, esta no solo alberga los restos de un gato, sino las partes de varios de ellos. “Esperábamos ver un gato y no varios gatos”, señala a Le Figaro Theophane Nicolas, parte de la investigación.

En total, se hallaron “tres colas casi completas” y “cinco patas traseras”. Y en lugar de la cabeza, se encuentra “bola textil”.

“Hay miles de momias animales, pero pocas han sido estudiadas […]. Creemos que hay innumerables formas momificar animales”, agrega Nicolas. “Sabremos más una vez que tengamos un corpus con más estudios de este tipo”, añade.

Ahora la reproducción en 3D de la momia felina es exhibida en el Museo de Bellas Artes y puede ser vista con visores de realidad virtual.

Fuente: elcomercio.pe

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!