Los cánones de belleza femenina de la antigüedad, hasta nuestros días:

La belleza femenina tal y como la conocemos en nuestra época actual ha sufrido grandes cambios con el pasar del tiempo. Para los griegos el cuerpo femenino (junto con el masculino) debían tener las proporciones perfectas, simétricas, atléticas y musculosas, un claro ejemplo era la representación de las esculturas de sus dioses olímpicos todo un arte que perdura hasta nuestros tiempos.

Los griegos se especializaron en el cuidado y cultivo de la mente, cuerpo y espíritu (gracias a esto surgen los grandes pensadores y escuelas del conocimiento griego, como Sócrates, Platón y Aristóteles por mencionar a algunos) cuyos pensamientos y enseñanzas perduran hasta nuestros días.

Avanzando unos cuantos siglos y cambiando de continente nos encontramos con las reglas de belleza de la antigua China, para ser más específicos en la dinastía Han la cual dicta que una piel tersa, blanca y delicada es lo ideal y más cotizado para una mujer oriental, junto con una figura delgada y pies pequeños.

Entrando en la época del renacimiento italiano y hasta la época victoriana inglesa vemos un cambio bastante marcado comparado con los estándares anteriores, unos cuantos kilitos de más, junto con los conocidos “gorditos” era lo más deseado y cotizado durante dichas épocas.

Durante el boom de la década de los 20s (siglo pasado) el estándar de belleza femenino volvió a cambiar radicalmente, durante este periodo se consideraba bella a la mujer con un cuerpo bastante delgado, alaciado y fino.

En el rugido de los años 40’s y 50’s el cambio se vuelve a hacer evidente, regresan las formas curvas al cuerpo femenino y algunos kilos de más.

Ya entrando en nuestra era actual en el siglo XXI el concepto de belleza ha adoptado los estándares de la cultura griega fusionándose con las ideas orientales de la dinastía Han. Cuerpos y rostros delicados, maquillados con productos naturales, manteniéndolos saludables y frescos.

El complemento perfecto de tu figura se encuentra en la ropa y accesorios:

Nuestra ropa juega un papel muy importante en el manejo de nuestra imagen corporal, vistiendo los colores adecuados (podemos usar a nuestro favor la psicología del color) y los estilos actuales, podemos resaltar más y favorecer nuestra figura o incluso “esconder” esos rollitos o partes de nuestro cuerpo que no nos agradan tanto.

Las prendas con colores oscuros como el negro y café son ideales para las personas con tonos de piel claros o blancos, también te ayudarán a disimular esos kilitos de más de una forma muy fácil y natural, además te darán ese toque místico y elegante de los colores oscuros.

En folletos en línea como los catálogos Andrea existen grandes estilos de prendas de vestir para todas las ocasiones de tu día, desde una reunión casual, hasta todo un evento de gala nocturno.

Las prendas de colores amarillos y celestes son recomendadas para personas con un tono de piel moreno ya que potencializan ese tono de piel canela que muchos buscamos a lo largo del verano.

La moda y la belleza constantemente están evolucionando, es interesante e intrigante pensar cuáles serán las nuevas tendencias del mañana, buenas o malas pronto las podremos conocer.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!