La Vía Láctea crece 500 metros por segundo y lo seguirá haciendo 4 mil años más

La galaxia en que se encuentra el Sistema Solar, la Vía Láctea, está compuesta además de miles de millones de estrellas, y según una nueva investigación presentada en el marco de la Semana Europea de Astronomía y Ciencia Espacial (Ewass), podría seguir aumentando de tamaño.

Si bien este cuerpo celeste «ya es bastante grande», sostiene una de las autoras del estudio, «nuestro trabajo muestra que su parte visible, al menos, está aumentado de tamaño lentamente, a medida que se forman estrellas en sus alrededores», agrega Cristina Martínez-Lombilla, del Instituto de Astrofísica de Canarias, en España.

Ese crecimiento de nuestra galaxia «no será rápido», pues «si pudiéramos viajar en el tiempo hacia adelante y ver» la Vía Láctea dentro de 3 mil millones de años, sostiene, «constataríamos que sería un 5% más grande que ahora».

Entre las dificultades que se encuentran los científicos para estudiar la expansión de la Vía Láctea destaca el hecho de que «estamos dentro de ella», por lo que se deben buscar otras galaxias similares para trazar paralelismos.

La investigación se realizó gracias a los datos obtenidos por el Sloan Digital Sky Survey (SDSS), y los telescopios espaciales GALEX y Spitzer, que permitieron estudiar los colores y movimientos de las estrellas situadas en la zona exterior del disco que forma parte de otras galaxias.

Comprobaron que galaxias similares a la nuestra crecen a un ritmo aproximado de 500 metros por segundo, en un proceso de expansión que podría alterarse en un futuro lejano, pues los expertos prevén que la Vía Láctea colisionará con la galaxia Andrómeda dentro de unos 4 mil millones de años, lo que cambiaría radicalmente la forma de ambas tras la fusión.

Fuente: EFE