La NASA anuncia que Ultima Thule no muestra rastros de atmósfera o satélites naturales en su entorno

En su nueva aventura por las zonas más distantes del Sistema Solar, la sonda dela NASA New Horizons entregó a la agencia los primeros datos tras sobrevolar el objeto del Cinturón de Kuiper (KBO, por sus siglas en inglés) Ultima Thule, en los que detalla que se no se han encontrado rastros de la presencia de atmósfera, anillos o satélites naturales en torno al cuerpo rocoso.

Entre las imágenes y datos obtenidos por la nave, también se detalló que el KBO coincide en color con los mundos similares que se encuentran en esta zona del Sistema Solar.

Los dos lóbulos de Ultima Thule, el primer binario de contacto del Cinturón de Kuiper visitado, son casi idénticos en color. Esto coincide con lo que sabemos acerca de los sistemas binarios que no han entrado en contacto entre sí, sino que giran alrededor de un punto de gravedad compartido.

“La primera exploración de un objeto pequeño del Cinturón de Kuiper y la exploración más lejana de cualquier mundo en la historia ya es historia, pero casi todo el análisis de datos se encuentra en el futuro”, señaló Alan Stern, del Southwest Research Institute en Boulder y jefe científico de la misión.

La transmisión de datos desde New Horizons se detendrá durante aproximadamente una semana mientras la nave espacial pasa detrás del Sol desde la posición de la Tierra. La transmisión de datos se reanudará el 10 de enero, comenzando una descarga de 20 meses de los tesoros científicos restantes de la nave.

New Horizons completó el sobrevuelo más lejano de la historia espacial, a 6.500 millones de kilómetros, cuando llegó a aproximadamente 3.500 kilómetros de Ultima Thule a las 17.33 GMT del 1 de enero, a una velocidad de 51 mil kilómetros por hora.

Fuene: DPA

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!