La evidencia más antigua de la tendencia humana a usar más la mano derecha que la izquierda

Examinando las estrías en los dientes de un fósil de Homo habilis, el equipo internacional de David Frayer, de la Universidad de Kansas en Estados Unidos, ha descubierto la evidencia más antigua de lateralidad diestra en el registro fósil, datándola en 1.8 millones de años atrás.

Los investigadores efectuaron el descubrimiento después de analizar pequeños cortes en dientes de un fósil intacto de mandíbula superior, conocido como OH-65, encontrado en el canal de un riachuelo de la Garganta de Olduvai, en Tanzania.

Basándose en la dirección de las marcas, los autores del estudio han determinado que ese Homo habilis era claramente diestro. El análisis de estas estrías indica que muy probablemente se produjeron cuando el individuo usaba una herramienta con su mano derecha para cortar comida que sujetaba en su boca, mientras tiraba con la mano izquierda. Sostener la herramienta con la mano derecha es una indicación bastante segura de que el individuo era diestro.

Los arañazos pueden verse a simple vista, pero se utilizó un microscopio para determinar su alineación y cuantificar su ángulo predominante.

Es una muestra de un solo sujeto, pero dado que es la primera evidencia potencial de un preneandertal con preferencia de uso de una de las dos manos, el estudio podría llevar a buscar marcas de la misma clase en otros fósiles de Homo primitivos.

En la investigación también han trabajado Alejandro Pérez-Pérez, Laura M. Martínez y Ferrán Estebaranz, de la Universidad de Barcelona en Cataluña, España.

Fuente: noticiasdelaciencia.com

 

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!