InSight, el próximo laboratorio de Marte, extiende sus paneles solares

La próxima misión de la NASA a Marte ha superado una prueba clave, extendiendo los paneles solares que alimentarán la nave espacial InSight una vez que aterrice en el planeta rojo este noviembre.

La prueba se llevó a cabo en Lockheed Martin Space, en las afueras de Denver, donde se construyó InSight y se ha sometido a pruebas antes de su lanzamiento. La misión es liderada por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California.

«Esta es la última vez que veremos la nave espacial en configuración aterrizada antes de que llegue al planeta rojo», dijo Scott Daniels, gerente de Lockheed Martin InSight Assembly, Test and Launch Operations (ATLO). «Todavía hay muchos pasos que debemos dar antes del lanzamiento, pero este es un hito crítico antes de enviarlo a la Base Aérea Vandenberg en California». La ventana de lanzamiento de InSight se abre en mayo, dentro de cien días.

Los paneles solares en forma de abanico están especialmente diseñados para la débil luz solar de Marte, causada por la distancia del planeta al Sol y su polvorienta y delgada atmósfera. Los paneles alimentarán InSight durante al menos un año marciano (dos años terrestres) para la primera misión dedicada al estudio del interior profundo de Marte. InSight es acrónimo de Interior Exploration using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transport. Aquí está el vídeo sobre la prueba; https://www.youtube.com/watch?v=Z3twtYCXxNo

«Piense en InSight como el primer chequeo de salud de Marte en más de 4.500 millones de años», dijo Bruce Banerdt de JPL, el investigador principal de la misión. «Estudiaremos su pulso al ‘escuchar’ el subsuelo con un sismómetro. Tomaremos su temperatura con una sonda de calor. Y comprobaremos sus reflejos con un experimento de radio», explicó en un comunicado.

Millones de nombres a bordo

Además de la prueba del panel solar, los ingenieros agregaron un toque final: un microchip inscrito con más de 1,6 millones de nombres enviados por el público. Se une a un chip que contiene casi 827,000 nombres que fue pegado a la parte superior de InSight en 2015, sumando un total de aproximadamente 2,4 millones de nombres que van a Marte. «Es una forma divertida para que el público se sienta personalmente involucrado en la misión», dijo Banerdt. «Estamos felices de tenerlos a lo largo del viaje».

Las fichas se inscribieron en el Microdevices Laboratory de JPL, que ha añadido nombres e imágenes a varias naves espaciales, incluidos los rovers marcianos Spirit, Opportunity y Curiosity. Cada caracter en los microchips de InSight ocupa solo 400 nanómetros de ancho. Compara eso con un cabello humano, de 100.000 nanómetros de ancho, o un glóbulo rojo, de 8.000 nanómetros de ancho.

Fuente: Europa Press