¿Existe un vínculo entre la contaminación y el Alzheimer?

Científicos británicos han confirmado la presencia de nanopartículas tóxicas en el tejido cerebral de los habitantes de ciudades como Manchester o México DF. El singular hallazgo puede considerarse como una prueba de la contribución de la contaminación a enfermedades como el Alzheimer, según la investigación publicada esta semana en la revista Proceedings of the National Academy of Science.

El estudio se ha realizado examinando el tejido cerebral de 37 pacientes, entre los tres y los 92 años, habitantes todos ellos en ciudades altamente contaminadas.

“Estamos en el inicio de un nuevo campo de investigación sobre cómo la contaminación puede ser un factor de alto riesgo en el Alzheimer”, asegura a The Guardian Barbara Maher, directora de la investigación y profesora de la Universidad de Lancaster. “Lo que hemos descubierto es la presencia de millones de micropartículas de magnetita en los tejidos cerebrales”, advierte Maher. 

“La magnetita es una sustancia muy tóxica y reactiva, que puede tener un efecto oxidante en las células, que es una de más trazas más comunes de Alzheimer”.

La contaminación ha sido considerada por la OMS como uno de los mayores retos de la salud pública y puede ser detonante o causante de más muertes que las causadas por el sida y la malaria. Hasta ahora se ha demostrado su relación directa con las enfermedades respiratorias y cardiovasculares, así como con los ictus cerebrales. Varios estudios han comprobado también sus efectos durante el embarazo y la temprana infancia, y su posible contribución a las disfunciones del aprendizaje.

Fuente: El Mundo