Estudian plantas carnívoras contra mosquito del zika en Argentina

Expertos argentinos investigan la posibilidad de que las plantas carnívoras ayuden a enfrentar al mosquito transmisor del dengue, el zika y otras enfermedades.

La Asociación Argentina de Plantas Carnívoras (AAPC) se sumó a un proyecto de investigación en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Buenos Aires para estudiar las propiedades de algunas plantas carnívoras.

“Hay algunas que son las acuáticas y comen larvas de mosquito”, explicó a la agencia de noticias Sputnik el presidente de la AAPC, Federico Parrilli.

Sin embargo, el experto resaltó que la investigación está en sus inicios, por lo que hay que tener cuidado antes de promocionar comercialmente estas plantas como una estrategia de prevención.

“Nos invitaron a la Facultad de Veterinaria a colaborar con un estanque de plantas carnívoras acuáticas. Quieren ver si sirven como controlador biológico, pero hay que ver si será factible. No se puede propagar sin antes estudiarlo bien”, subrayó.

Aclaró que algunas especies de la familia llamada ´drosera´, como las ´venus atrapamoscas´ que se popularizaron hace algunos años en la lucha contra el Aedes aegypti, no son eficaces.

“Las usaron como herramienta de ´marketing´, como que atrapan mosquitos. Puede ser que atrape algún mosquito, pero la cantidad que puede agarrar no es significativa”, dijo.

La asociación reúne a personas que se dedican a coleccionar plantas carnívoras en Argentina para promover su estudio. Si bien nació de un ´hobby´, la organización trabaja por la conservación de las variedades de este tipo de plantas.

“Hay más de 30 especies catalogadas en el país, pero casi no hay información sobre ellas, si todavía existen todas o en qué situación están”, dijo Darío Moreira, otro miembro de la asociación.

De acuerdo con Parrilli, hay grupos organizados en México y en Chile, por lo que sueña con realizar un encuentro internacional sobre la materia en el futuro.

A su juicio, Internet ha ayudado a promover el intercambio de conocimientos, pero falta apoyo a la iniciativa.

“Fundamos una ong porque no había nada de información. En todo el mundo pasó lo mismo con cultivadores y coleccionadores interesados en protegerlas y si bien hay una sociedad internacional sobre el tema, es difícil mantenernos con tan pocos recursos”, lamentó.

El presidente de la AAPC advirtió del “peligro” que suponen las plantas carnívoras.

“Son muy peligrosas porque cuando uno empieza a mirarlas no puede parar, son adictivas. Queremos plantarlas y tener las más grandes, las que comen ratones, que son del sudeste asiático”, contó.

Según Parrilli, estas plantas no son peligrosas para los humanos. “Ninguna tiene espinas, ni es venenosa, ni nada que pueda ocasionar algún tipo de daño físico ya sea a humanos o mascotas, salvo que la mascota sea una mosca”, bromeó.

Fuente: Agencias

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!