Descubren qué es la gelatinosa sustancia encontrada en la Luna

Investigadores chinos han logrado discernir sus componentes gracias a las imágenes y a la tecnología

Científicos chinos han identificado qué es una peculiar sustancia gelatinosa que fue descubierta en el lado lejano de la Luna el año pasado.

Según el análisis de las imágenes y la comparación con las muestras de las misiones Apolo aquí en la Tierra, es exactamente lo que se esperaría encontrar en la Luna: roca. Exactamente, se trata de roca que se derritió, probablemente en el calor del impacto de un meteorito, para formar una masa verde oscura, brillante y vidriosa.

“El rover Chang’e-4 descubrió una brecha de derretimiento de impacto verde oscuro y brillante en un cráter durante su travesía en el suelo del cráter Von Kármán dentro de la cuenca del Polo Sur Aitken (SPA) en el extremo lunar”, escriben los investigadores en su trabajo. “Se formó por la soldadura, cementación y aglutinación por impacto del regolito (polvo y grava de los escombros) y la brecha lunar”.

Descubrimiento de un rover lunar

La brillante sustancia fue hallada por primera vez por el robot lunar chino Yutu-2 a finales de julio de 2019. Fue descrito como “gelatinoso”, que es un descriptor inusual para algo que se encuentra en la Luna, dado que el paisaje lunar es un lugar muy seco y polvoriento.

Las imágenes que se publicaron más tarde revelaron que se trataba de algo brillante, pero muy probablemente no húmedo. Usando un espectrómetro visible e infrarrojo cercano (VNIS) y otra serie de tecnología, Sheng Gou, de la Academia China de Ciencias, y sus colegas pudieron descomponer la luz reflejada en la sustancia y determinar su composición química, además de la del regolito circundante.

Según publica Fox News, de acuerdo con este análisis, el regolito está compuesto predominantemente de plagioclasas (alrededor del 45 por ciento), piroxeno (7 por ciento) y olivina (6 por ciento), materiales bastante normales en la Luna.

La sustancia vidriosa, no obstante, fue un poco más difícil de analizar, posiblemente debido a la poca luz. Sólo pudieron distinguir las plagioclasas, en una abundancia de alrededor del 38 por ciento.

Esto no difería demasiado del regolito circundante, lo que sugiere que la composición podía ser similar. Los investigadores también pudieron determinar que el material es de color verde oscuro, y mide aproximadamente 52 por 16 centímetros.

Como las muestras de las misiones Apolo

La sustancia es muy similar a dos muestras recuperadas por las misiones Apolo 15 y 17, la muestra lunar 15466 y la muestra lunar 70019, respectivamente. Ambas muestras, recuperadas de los cráteres de impacto, se clasifican como brechas, un tipo de roca formada por trozos de roca cementados por un material más fino. En ambos casos, los trozos son regolitos lunares, y el cemento es vidrio negro.

Los investigadores concluyen que la sustancia se creó probablemente durante el impacto de un meteorito. Cuando el meteorito impactó, derritió parte del regolito, que se mezcló con el regolito sin derretir para formar una brecha. Según señalan los investigadores, cuentan con ciertas limitaciones, como el hecho de que la luz era pobre y que Yutu-2 se trasladó del lugar a finales de agosto del año pasado, por lo que es poco probable que se obtenga un segundo conjunto de imágenes.

Fuente: elconfidencias.com