Científicos logran resucitan órganos de cerdos muertos

Los científicos lograron descubrir una forma para que los órganos de los porcinos fallecidos volviesen a funcionar como si el organismo estuviera vivo

Los órganos de varios cerdos que se encontraban muertos, con aproximadamente una hora sin signos vitales, fueron revividos por un grupo de científicos de la Universidad de Yale, que estudia este sistema de “resucitación” desde hace años y han realizado ya varios experimentos.

Después de varios intentos lograron descubrir una forma de traer de vuelta a la vida las células de porcinos fallecidos y que los órganos que conforman el cuerpo volviesen a funcionar como si el organismo estuviera vivo.

Este logro plantea una propuesta que podría cambiar el curso de la medicina, haciendo posible restaurar la función de órganos vitales después de que una persona haya fallecido, reseña National Geographic.

De acuerdo al estudio en el que utilizaron un grupo de cerdos muertos cuyos cuerpos habían estado en el laboratorio por una hora, sin ningún signo vital, el equipo logró bombear la sangre a través de un dispositivo similar a un bypass cardiopulmonar, llamado OrganEx.

En cuanto los organismos recibieron la oxigenación adecuada, las células comenzaron a funcionar como si el cerdo siguiera vivo, sin embargo no tenía conciencia alguna, explica el artículo publicado por la revista Nature.

Las células de sus órganos, incluyendo el corazón, el hígado, los riñones y el cerebro funcionaban de tal forma que parecía que el animal seguía con vida, incluso el cadáver no estaba rígido, como es el caso de otros ejemplares muertos que no fueron tratados con el procedimiento.

El propósito de la investigación según los autores, es encontrar la forma de mantener órganos bien conservados mucho tiempo después de la muerte del donador. Si el objetivo se cumple, la cifra de órganos disponibles para el trasplante podría incrementar significativamente.

Sin embargo, aún existen más estudios científicos por realizar al respecto, así como el debate ético de lo que representa.

Fuente: elciudadano.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.