Al realizar obras, descubren los restos de una gran ciudad de la Edad de Bronce en Israel

Durante una obra de urbanización se han descubierto los restos de lo que sería una gran ciudad de 650.000 metros cuadrados que llegó a albergar 6.000 habitantes hace 5.000 años, es decir, en la Edad de Bronce.

Los restos han aflorado en Harish, al norte de Tel Aviv, Israel. Estamos, pues, ante el mayor asentamiento de la Edad del Bronce conocido en Israel y zonas limítrofes, algo así como la Nueva York de la Edad de Bronce

Nueva York antigua

El antiguo asentamiento contenía edificios y áreas públicas y privadas, calles y callejones y estaba rodeado por un muro de fortificación, y se desarrolló cerca de dos manantiales de agua, en una tierra que es fértil para la agricultura y está cerca de importantes rutas comerciales centrales.

Tal y como explican los directores de excavaciones Itai Elad y Dina Shalem en un comunicado difundido en Facebook por la IAA (Israel Antiquities Authority):

Esta es una ciudad enorme, una megalópolis para la Edad del Bronce Temprano, donde miles de habitantes, que se ganaban la vida con la agricultura, vivían y comerciaban con diferentes regiones e incluso con diferentes culturas y reinos en el área … Es la Nueva York de los principios de la Edad del Bronce en nuestra región; una ciudad cosmopolita y planificada (…) Estos sorprendentes hallazgos nos permiten, por primera vez, definir las características culturales de los habitantes de esta área en la antigüedad.

Entre los artefactos interesantes revelados en el sitio se encuentra un sello cilíndrico de un hombre con las manos en alto, así como varias figuras de personas y animales y herramientas importadas de Egipto. También se encontraron herramientas de sílex, millones de tiestos de cerámica y vasijas de piedra basáltica.

Fuente: xatakaciencia.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!