Cuanto más grande es el cerebro de un animal, más duran sus bostezos

Los bostezos han sido objeto de estudio para explicar su causa, algo que han intentado distintas teorías a lo largo de los años. Ahora, una nueva investigación llevada a cabo por un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Nueva York, añade una nueva pieza al puzzle e indica que la duración de los bostezos depende del tamaño del cerebro y de cuántas neuronas están presentes en el mismo.

Leer más

Un cometa pudo cambiar el clima de la Tierra hace 55 millones de años

Hace unos 55 millones de años, la Tierra atravesó por un período excepcionalmente cálido llamado el Máximo Térmico del Paleoceno-Eoceno (PETM, por sus siglas en inglés), en el que las emisiones de dióxido de carbono se dispararon y las temperaturas subieron una media de 6ºC. Las causas de este evento global, que provocó una extinción paulatina y afectó a la evolución de muchos grupos de mamíferos, han sido hasta ahora objeto de debate, atribuyéndose comúnmente a una gigantesca erupción volcánica prolongada durante miles de años.

Leer más

Una araña puede “oírte” desde el otro lado de la habitación

En las películas, Spiderman tiene un sentido arácnido adicional que le hace notar el peligro. En efecto, las arañas de verdad tienen algo parecido. Son muy sensibles a las vibraciones en el aire de fuentes cercanas, lo que, por ejemplo, las pone en guardia ante la aproximación de un posible depredador. Los pelos sensoriales de sus patas les permiten “oír” y reaccionar a los sonidos, pero sólo cuando son emitidos a unos pocos centímetros más o menos.

Leer más

Uno de los últimos dinosaurios dejó su piel impresa en la roca

Una investigación geológica de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), con la colaboración del Instituto Catalán de Paleontología Miquel Crusafont (ICP), en Vallcebre, cerca de Berga, para estudiar el origen de unas rocas sedimentarias del Cretácico Superior (de hace unos 66 millones de años), ha sacado a la luz un hallazgo extraordinario. Se trata de la huella que dejaron las escamas de la piel de un dinosaurio al apoyarse en el suelo.

Leer más

Los ancestros de las aves cantaban hace 66 millones de años

El descubrimiento de este órgano vocal —llamado siringe— y su aparente ausencia en fósiles de dinosaurios no aviares de la misma edad indica que el órgano puede tener su origen a finales de la evolución de las aves y que otros dinosaurios no debieron ser capaces de hacer ruidos similares a los cantos de los pájaros que oímos hoy, según los resultados publicados en la revista Nature. Las aves se consideran descendientes directos de los dinosaurios.

Leer más

El misterio del tronco que lleva 120 años flotando de pie en un lago (y nadie sabe por qué)

Ver un tronco flotando sobre las aguas de un río no es ninguna novedad. En los torrentes que viajan custodiados por un bosque, las ramas rotas que caen de los árboles son arrastradas corriente abajo y quedan suspendidas sobre la superficie en zonas estancadas. Pero quienes visitan el parque nacional del lago del Cráter en Oregón pueden admirar un fenómeno fuera de lo habitual.

Leer más

El virus que inyecta genes de viuda negra

En la historia de Spiderman una araña mutante inyecta sus genes en un desprevenido Peter Parker y de golpe le convierte en un superhéroe transgénico: la picadura le confiere agilidad, un útil sentido arácnido y un dudoso gusto por los supertrajes. Pero la realidad supera a la ficción. En el mundo de los microbios, es habitual que bacterias, virus, amebas y hongos compartan genes de otras especies. Eso explica por qué los virus acaban llevando genes de las células a las que atacan o por qué los humanos acumulan en su genoma una gran cantidad de secuencias de virus, los llamados retrovirus endógenos. Antes de que la araña mutante picara a Peter Parker, ya se podía decir que sus genes no eran del todo humanos.

Leer más