Los saltos acrobáticos de las ballenas son una forma de comunicación a distancia

Se sabe que las ballenas se comunican entre sí mediante cantos complejos, pero un nuevo estudio ha descubierto que los saltos acrobáticos que dan con frecuencia para luego golpear el agua, son también una forma de comunicación a distancia entre ellas.

Analizando los comportamientos de 94 grupos de los cetáceos migratorios conocidos como ballenas jorobadas (Megaptera novaeangliae), se ha descubierto que los movimientos de las aletas pectorales y de la cola son también una forma de comunicación entre ellos.

La yubarta o gubarte (Megaptera novaeangliae), también llamada ballena jorobada, es uno de los rorcuales más grandes: los adultos tienen una longitud de 12 a 16 m y un peso aproximado de 36 000 kg. La especie posee aletas pectorales largas y una cabeza nudosa.

Los machos de estas ballenas  emiten un canto complejo, que dura de diez a veinte minutos y se repite durante horas. El estudio del canto de estas ballenas ha determinado que intercambian informaciones a través de estos sonidos e incluso que poseen diferentes dialectos. Sin embargo, no es el único sistema utilizado para comunicarse.

En el estudio, publicado en la revista Marine Mammal Science, se explica que el salto de las ballenas se utiliza como medio de comunicación cuando otro grupo de ballenas con el que quieren comunicarse está a más de 4 kilómetros de distancia.

También se comunican mediante saltos acrobáticos cuando el tiempo meteorológico es adverso, ya que los sonidos se dispersan y difícilmente llegan a sus destinatarios. De esta forma difunden el ruido de los saltos a mayores distancias en el mar.

Comunicación interactiva

Los aleteos y movimientos de la cola, sin embargo, prevalecen cuando los miembros de un grupo se separan o cuando se suma al grupo un nuevo individuo. Se trataría, según los investigadores, de una comunicación interactiva que complementa las vocalizaciones.

Hasta ahora se creía que estos saltos de las ballenas estaban relacionados con la necesidad de desprenderse de los parásitos o para seducir a una pareja. También se pensaba que estos comportamientos podrían ser más importantes, lo que ha venido a apoyar este nuevo estudio.

Los saltos en el mar los desarrollan todos los individuos de un grupo, al margen del sexo, la edad y el periodo de la vida, ya sea migración, de alimentación o de reproducción. Los aleteos se desarrollan con regularidad durante la migración, momento en el que estos cetáceos deben ahorrar energía.

Es posible que diferentes grupos e individuos de un mismo grupo utilicen estos aleteos de diferente forma. Los científicos, sin embargo, no han conseguido datos sobre la frecuencia de estos aleteos, según sean las condiciones sociales o ambientales en los que se producen.

Fuente: tendencias21.net

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!