Los próximos retos de Perseverance tras sus ‘siete minutos de terror’

El róver de la NASA aterrizó con éxito en Marte y envió su primera foto desde la superficie. Ahora empieza el verdadero desafío científico: encontrar signos de vida antigua, traer muestras a la Tierra y demostrar si es capaz de producir oxígeno ‘in situ’ para futuras colonias marcianas

Hace unas horas, el róver Perseverance de la NASA logró un hito espacial al aterrizar con éxito en la superficie de Marte. La nave espacial sobrevivió a su viaje a través de la atmósfera marciana e hizo un aterrizaje suave en su cráter Jezero.

¿Qué pasó?: Perseverance comenzó su descenso a la atmósfera marciana el jueves por la tarde, un proceso llamado cariñosamente como los «siete minutos del terror». La nave espacial sobrevivió a temperaturas abrasadoras gracias a su escudo térmico. Su paracaídas se desplegó sin problemas, el róver pudo ubicarse y navegar hacia un lugar de aterrizaje seguro, y el módulo de descenso bajó la nave espacial a la superficie. La NASA confirmó un aterrizaje exitoso a las 3:55 pm hora del este de EE. UU. Durante su descenso, Perseverance pasó de viajar a casi 2.000 kilómetros por hora (km/h) a solo 2,7 km/h en siete minutos.

Debido a la distancia entre la Tierra y Marte, la comunicación entre el control de la misión de la NASA y la nave espacial tiene un retraso de 11 minutos. Eso significa que todo el proceso de aterrizaje tuvo que realizarse de forma autónoma. Los sistemas a bordo rastrearon la superficie en busca de peligros durante el descenso y alejaron al róver de cualquier amenaza.

¿Qué va a hacer en Marte? Los predecesores de Perseverance, Sojourner, Spirit, Opportunity y Curiosity, nos ofrecieron ideas consistentes del aspecto actual de Marte actualmente y del que pudo haber tenido. Los científicos descubrieron que una vez fue un planeta cálido lleno de lagos y ríos, y que alberga materia orgánica compleja. Juntos, estos ingredientes clave sugieren que Marte podría haber sido habitable para la vida microbiana en el pasado antiguo.

El objetivo principal de Perseverance es buscar signos de restos de vida antigua. El róver está equipado con 23 cámaras y una serie de instrumentos diseñados para encontrar e identificar biofirmas (como aminoácidos o ácidos grasos) u otras evidencias macroscópicas en la rocas que indiquen que alguna vez hubo vida en Marte. También perforará el suelo marciano y recolectará muestras que serán devueltas a la Tierra en la década de 2030 para su estudio detallado en laboratorio, en lo que podría ser la primera misión de retorno de muestras desde Marte .

El lugar de aterrizaje, el cráter Jezero, es el lecho de un lago ya extinto con un antiguo delta donde las aguas pudieron haber depositado sedimentos que podrían conservar materiales fosilizados u otra evidencia de vida. El control de la misión ahora pasará varias semanas probando y calibrando los instrumentos antes de que el róver comience a explorar Jezero en serio este verano.

Repleto de nuevas tecnologías: Perseverance también llevará a cabo otras demostraciones científicas y tecnológicas muy interesantes. Un dispositivo llamado MOXIE convertirá el dióxido de carbono en oxígeno (y demostrará si algún día podríamos usar esta tecnología para mantener una colonia marciana), y un pequeño helicóptero llamado Ingenuity podría demostrar que es posible volar misiones aéreas en Marte y en otros lugares de el sistema solar.

Perseverance también está equipado con dos micrófonos que proporcionarán audio del descenso del róver a través de la atmósfera, así como sonidos del entorno marciano y el viento en la superficie durante la misión.

Tiempos bulliciosos para el planeta rojo: Perseverance se lanzó el verano pasado como una de las tres nuevas misiones a Marte. Las otras dos, el orbitador Hope enviado por los Emiratos Árabes Unidos y la misión Tianwen-1 lanzada por China, llegaron a la órbita marciana la semana pasada. Hope permanecerá en la órbita para estudiar la atmósfera marciana, pero Tianwen-1 también dispone de un róver que intentará aterrizar en Marte en mayo.

Fuente: technologycrecview.es