Los mexicanos que decidieron combinar vacunas, ¿corren riesgos?

Algunos optaron por inmunizarse con biológicos diferentes, buscando mayor protección. Expertos convocados por TecSalud explican el panorama

“Decidí ponerme una vacuna extra porque me di cuenta de que la vacuna Cansino era de muy baja efectividad; soy madre soltera y me preocupa mucho mi salud y la de mis dos hijos”, relató una maestra de educación básica que trabaja en el estado de Morelos y que Tec Review entrevistó bajo la condición de anonimato.

¿Por qué algunos mexicanos han decidido ‘repetir’ vacuna? ¿Cuáles son los riesgos de combinar vacunas? Expertos convocados por TecSalud nos explican el panorama y la necesidad de que −primero− toda la población tenga un esquema completo para evitar la dispersión del SARS-CoV-2 y sus variantes.

Los que decidieron combinar vacunas

La maestra trabaja en el sistema público y tiene 38 años. Y aunque no estaba convencida de la efectividad de la vacuna que le tocaba, Convidicea del laboratorio Cansino, decidió inmunizarse porque le advirtieron que si se enfermaba de Covid-19 y no estaba vacunada, no sería considerado como un riesgo de trabajo.

“Mi única intención era reforzar el sistema inmune para no enfermar”, dijo. Y consiguió ponerse un esquema completo de AstraZeneca en México, porque no aparecía en los registros del gobierno federal con sus dosis única.

Mientras, el fotoperiodista, Ulises Castellanos, profesor universitario, compartió en entrevista que, en semanas pasadas, tuvo que viajar a Boston, Estados Unidos.

Para entrar a este país, fue necesario que presentara una prueba negativa de Covid-19, pese a que ya tenía la vacuna Cansino.

“Como ya estaba ahí, decidí sacar una cita en una farmacia CVS, donde me aplicaron la primera dosis de la vacuna Pfizer. Eso fue a principios de septiembre. Regresé a México e investigué dónde se aplicará la segunda dosis de esta vacuna y estoy a días de tener el esquema completo”, contó.

¿Existen riesgos por combinar o aplicarse otras vacunas?

En julio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió de un potencial peligro por combinar vacunas contra la Covid-19.

La científica en jefe de la OMS, Soumya Swaminathan, dijo que la práctica de combinar vacunas es una “tendencia peligrosa” que se mueve en una “zona libre de datos”.

“Será una situación caótica en los países si los ciudadanos comienzan a decidir cuándo y quién tomará una segunda, una tercera y una cuarta dosis”, dijo la científica.

Durante una charla con TecSalud, Francisco Moreno, jefe de medicina interna del Centro Médico ABC, dijo que es “riesgoso” quitarle a alguien una vacuna, para ponerse una tercera dosis porque compromete la inmunidad que podemos alcanzar como sociedad.

“Lo que estás provocando es que siga habiendo el problema de dispersión del virus. En México, como la vacunación va más lento y no tenemos los recursos para producir nuestras propias vacunas, por eso lo debemos tomar con mucha cautela. En el país, le quitamos alguien una dosis”.

De hecho, explicó que la aplicación de una tercera dosis en algunos pacientes no es garantía de un aumento en la protección contra el SARS-CoV-2. “Necesitamos más gente vacunada, no más gente con más vacunas”, afirma.

Un mundo dividido por sus vacunas

Guillermo Torre, rector de TecSalud y vicepresidente de Investigación del Tecnológico de Monterrey, señaló que el turismo de vacunas ha sido muy común, por la proximidad de México con Estados Unidos, pero la combinación de vacunas todavía es un reto que el país está por enfrentar.

“No tenemos certeza de la efectividad de combinar vacunas…pero vemos que el riesgo es muy bajo”, explicó.

Francisco Moreno agregó que las restricciones que anunció Estados Unidos para entrar al país (por ejemplo, los vacunados con Sputnik no será admitidos), empeorarán el panorama.

“Empieza a haber gente que trabaja en una aerolínea que recibió Sputnik y quiere recibir una combinación de vacunas −no como refuerzo− sino para que le permitan viajar. Aquí estás hablando de un problema diferente, no solo es una necesidad de mejorar tu esquema, es una necesidad política”.

Y ya hay estudios al respecto. En Argentina, se permitió la aplicación de una dosis de Sputnik y, luego, combinarla con Pfizer. Mientras, en Uruguay y Republica Dominicana se aplicó una tercera dosis para quienes tuvieran la vacuna de Sinovac.

“Esto parece indicar que, al final, las vacunas sí se pueden combinar. Si quieres un pasaporte de ‘inmunidad’ puedes ir a Estados Unidos y aplicarte otra vacuna. Pero esa no es una realidad para todos los mexicanos”, señaló Moreno.

Y habló sobre los maestros. “Los docentes se vacunaron con Cansino, pero la misma farmacéutica dijo que se necesitaba un refuerzo a los seis meses”.

Alejandro Macías, médico especialista en infectología y excomisionado nacional contra el virus AH1N1, explicó que el gobierno mexicano compró todo tipo de vacunas.

“Pero es comprensible, no te puedes salir de la fila. Tenías que adquirir la vacuna que hubiera. En el futuro ya se podrán hacer las cosas de manera diferente, ahora nos damos cuenta de que sí hay unas vacunas mejores que otras. Y no tiene que ver con el precio, hay vacunas más eficaces que son más baratas”.

Macías dijo que “hasta donde hemos visto, ninguna combinación hace daño. Ahora la pregunta es, ¿qué tan eficientes son?”

Fuente: tecreview.tec.mx