Decreto de AMLO contra maíz transgénico no está basado en la ciencia, acusan legisladores de EU

El decreto del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que anuncia la eliminación del uso de semillas transgénicas, especialmente de cultivos de maíz biotecnológicos para consumo humano en 2024, no se basa en la ciencia, denunciaron legisladores de Estados Unidos.

En una carta enviada al presidente estadounidense Joe Biden, 76 congresistas pidieron garantías de que el presidente López Obrador y el gobierno de México acatarán las disposiciones sobre biotecnología, establecidas en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

A principios de este año el gobierno federal publicó un decreto en el que ordenó a las autoridades a revocar y abstenerse de otorgar permisos de liberación al ambiente de semillas de maíz genéticamente modificado y establece una eliminación gradual de las importaciones de maíz transgénico para 2024.

“Este decreto, que no se basa en la ciencia, es particularmente preocupante porque señala el posible rechazo de las aprobaciones de permisos actualmente pendientes y abre la puerta a la revocación de las autorizaciones biotecnológicas existentes”, plantearon los legisladores.

Además previeron que este decreto afecte el maíz destinado para el alimento de animales, incluso si este no está prohibido directamente.

Las políticas y procesos en México, aseguraron, son obstáculos para las exportaciones de EU. Estas también causan incertidumbre y disrupciones en la cadena de suministro agrícola de ese país, denunciaron.

“Hacemos un enérgico llamado para que se priorice la competitividad de la biotecnología agrícola de EU en su relación con el gobierno de México y que su administración use las herramientas de implementación que provee el T-MEC para asegurar un trato justo para los agricultores americanos y las comunidades rurales”, plantearon.

Los congresistas expusieron que EU está al frente del desarrollo biotecnológico, con mas del 90% de las hectáreas de maíz, soya y algodón sembradas con semillas biotecnológicas. Estas tierras incluyen los productos que se exportan a México, su tercer socio agrícola comercial, que importó 18.3 billones de dólares de bienes agrícolas estadounidenses y productos relacionados en 2020.

“Acciones recientes del gobierno mexicano desafían descaradamente los planteamientos del T-MEC sobre biotecnología y medidas de sanitarias y podrían disrumpir las exportaciones agrícolas de EU y de las comunidades rurales que representamos”, alertaron.

Recordaron que desde 2018 el gobierno de México paralizó las aprobaciones de permisos de biotecnología. Con ello, el sistema regulatorio de México se detuvo, pese a haberse caracterizado por sus aprobaciones, y ahora no es funcional, pese a haber sido transparente y basado en la ciencia.

“La falta de un proceso de aprobación transparente, oportuno y con base científica por parte de México es inaceptable”, puntualizaron.

Fuente: latinus.us

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *