Descubren el secreto de uno de los pocos mamíferos venenosos del mundo

Las musarañas y algunos mamíferos caribeños en peligro de extinción disponen de una toxina venenosa muy similar. Este hallazgo científico es extraordinario si se tiene en cuenta que estos animales han evolucionado de un ancestro común pero de forma independiente desde la época en que los dinosaurios caminaban por la Tierra, hace 70 millones de años.

Investigadores de la Liverpool School of Tropical Medicine (LSTM) y La Sociedad Zoológica de Londres (ZSL) han trabajado con un equipo de científicos de instituciones de todo el mundo para descubrir el secreto del origen del veneno en algunos mamíferos raros que viven en las islas del Caribe.

Como describen en un artículo publicado en la revista ‘PNAS’, el equipo eligió una especie en peligro de extinción muy desconocida conocida como almiquí de La Española o solenodonte de La Española (Solenodon paradoxus), un miembro del orden de mamíferos eulipotiflanos, un antiguo grupo de insectívoros que también incluye erizos, topos y musarañas.

La obtención de veneno a partir de almiquís salvajes y el desarrollo de su modelo genético ha permitido identificar las proteínas que componen su veneno, revelando que consiste en múltiples serinas proteasas de calicreína-1.

El análisis de estas toxinas mostró que probablemente estos mamíferos la usan para causar caídas en la presión sanguínea en sus presas, concretamente vertebrados de las que a veces se alimentan.

Pero, lo que no se esperaba encontrar el equipo científico era que estas toxinas de serina proteasa de calicreína-1 habían evolucionado en paralelo con las detectadas en el veneno de musarañas venenosas.

Por lo tanto, los mismos componentes básicos del veneno de los dos animales han evolucionado de manera convergente durante 70 millones de años.

El profesor Nick Casewell, del Centro LSTM y autor principal del artículo, explica en un comunicado que “estas proteínas particulares están presentes en las glándulas salivales de muchos mamíferos. A través de nuestra investigación podemos demostrar que han sido cooptados independientemente para un papel tóxico en los sistemas de veneno oral de solenodontes y musarañas. Estos hallazgos representan un ejemplo fascinante de cómo la evolución puede canalizar adaptaciones novedosas hacia caminos repetibles”.

El almiquí de La Española se encuentra solo en la isla caribeña de La Española (compuesta por la República Dominicana y Haití), y es considerado uno de los mamíferos más evolutivamente distintos y en peligro global (EDGE) por el programa EDGE of Existence de ZSL.

Es uno de los pocos mamíferos venenosos, que produce saliva tóxica que inyecta en su presa a través de surcos únicos en sus dientes incisivos inferiores (lo que le da nombre al solenodonte). Los almiquís son algunos de los últimos mamíferos terrestres del Caribe y hoy están amenazados por la pérdida de hábitat y la depredación por parte de especies no autóctonas como los perros y los gatos.

El profesor Samuel Turvey, del Instituto de Zoología de ZSL y coautor del proyecto, destaca que “este estudio evidencia lo poco que sabemos sobre uno de los animales más fascinantes del mundo. Desvelar detalles del sistema de veneno no estudiado del solenodonte nos ayuda a comprender los mecanismos detrás de la evolución convergente, y demuestra la importancia de conservar las especies EDGE del mundo”.

A pesar de que los venenos son un rasgo raro en los mamíferos, el equipo demostró que el veneno ha evolucionado independientemente en al menos cuatro ocasiones en los mamíferos eulipotiflanos. Este número de orígenes de veneno es mayor que el de todos los demás grupos de mamíferos combinados, y más que en muchos otros grupos de vertebrados.

Fuente: lavanguardia.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!