Seda de proteínas vegetales, alternativa sostenible a los plásticos de un solo uso

Científicos de la Universidad de Cambridge han desarrollado una película de polímeros vegetales que imita las propiedades de la seda de araña y es tan resistente como los plásticos usados para embalaje. El material fue creado a partir de proteínas vegetales que imitan las propiedades de la seda a nivel molecular, cuya ventaja es ser flexible y resistente para uso rudo en diversas industrias. Ante ello Xampla, startup de dicha institución educativa, implementará su uso para reemplazar plásticos de un solo uso.

De acuerdo con datos de Conservación Oceánica, Estados Unidos, de las 3.91 millones de toneladas métricas de basura recolectada en cuerpos marinos, 25% no cuentan con la posibilidad de reciclarse ni degradarse. Científicos a cargo de esta investigación indicaron, con información disponible de 2016 a 2020 pudo determinarse que tan solo este país introduce más de un millón de toneladas métricas de desechos plásticos de un solo uso.

La investigación de Cambridge, publicada en la revista de ciencia Nature, fue realizada por diversos especialistas y estudiantes de doctorado en biofísica y química por parte de Knowles Lab. Según Ayaka Kamada, primer autora del estudio, este proyecto nació con investigaciones sobre el comportamiento de las proteínas en plantas. La especialista informó, al diluirse con ciertos solventes, estas proteínas son capaces de generar una sustancia vegetal con las propiedades de una película de seda.

El profesor del departamento de química y biofísico Toumas Knowles informó, su equipo de investigación se especializó en estudiar el comportamiento de las proteínas en el desarrollo de la enfermedad Alzheimer, con objeto de generar posibles tratamientos. Sin embargo, en medio de las exigencias por sostenibilidad, las proteínas fueron degradadas con solventes de vinagre para observar sus resultados como posible sustituto de plásticos de un solo uso. «En la seda existe una mezcla de cristales y cadenas moleculares que permiten flexibilidad y extensión, mientras mantienen su fortaleza», comentaron los científicos.

Iniciativas orgánicas y sostenibles para generar materiales que reemplacen productos plásticos de un solo uso tienen el objetivo de combatir la contaminación y calentamiento global. Asimismo, algunos materiales no tienen la capacidad de degradarse por sí mismos, y requieren la intervención de químicos adicionales o plantas de procesamiento dedicadas, informó Xampla. En ese sentido, las proteínas vegetales ofrecen mejores resultados que otro tipo de bioplásticos, debido a su proceso de degradación natural en cualquier tipo de suelo orgánico. Según la startup, al requerir de materiales orgánicos en su producción, la seda vegetal para reemplazar plásticos de un solo uso podría tener un costo más elevado frente a otros materiales en el mercado.

Fuente: planoinformativo.com