Limpieza con burbujas ultrasónicas sin utilizar productos químicos

¿Y si se pudieran limpiar superficies difíciles o sensibles sin necesidad de emplear productos químicos? ¿Y si además se pudieran abaratar los costes de este proceso? Hasta ahora, cierto tipo de suciedad, manchas y residuos únicamente se podían eliminar empleando jabones, desinfectantes, lejías, amoníacos, agua caliente a presión… Pero podríamos estar ante el fin de estos productos químicos o excesivamente caros gracias a la tecnología StarStream.

“Limpiar superficies de metal, de cristal y tejidos biológicos con un suave chorro de agua fría”

StarStream es un sistema que permite limpiar superficies de metal, de cristal e incluso tejidos biológicos únicamente con un suave chorro de agua fría. Es decir, suciedad incrustada, pintura, óxido, spray… que habitualmente sólo podía desprenderse mediante el uso de productos químicos, disolventes o agua a presión, son eliminados con un simple manguerazo.

La cavitación, el secreto de la tecnología StarStream

El fenómeno de la cavitación es la clave que convierte a un simple chorro de agua en un poderoso y sostenible limpiador, que además tiene propiedades desinfectantes. A través de una boquilla que generan ultrasonidos y burbujas, se inducen bruscos cambios de presión en el agua hacen que las burbujas exploten generando fuertes ondas de choque. Estas ondas desprenden mecánicamente cualquier tipo de suciedad presente en tejidos biológicos o en superficies de metal y cristal.

El procedimiento es también muy eficiente en zonas de difícil acceso, en las que otras tecnologías de limpieza convencionales no dan buenos resultados, como pueden ser ranuras o grietas. En situaciones de este tipo, el método StarStream reduciría prácticamente a cero la necesidad de usar aditivos químicos o calentar el agua, ahorrando energía.

Burbujas ultrasónicas: Múltiples aplicaciones en diferentes campos

Desde que esta tecnología fuera desarrollada por ingenieros de la Universidad de Southampton, StarStream se ha probado experimentalmente con éxito en la limpieza de mobiliario urbano, sanitario o en la industria ferroviaria. Utilizando sólo agua fría se ha conseguido eliminar la pasta que se forma sobre los raíles al pasar los trenes por encima de las hojas caídas; una capa deslizante que obliga a disminuir la velocidad de circulación de los trenes para mantener la seguridad, y que supone pérdidas de millones de euros.

Actualmente existe un prototipo en fase de comercialización en el sector biosanitario por la empresa Ultrawave, que espera alcanzar la cifra de 50.000 unidades vendidas. No obstante, su rango de aplicación no ha hecho más que comenzar y es probable que cada vez más sectores se interesen por este dispositivo diciendo adiós al empleo de productos químicos.

Fuente: imnovation-hub.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!