Noticyti

Los descubrimientos que marcaron el decenio

Los últimos 10 años han estado marcados por relevantes avances y descubrimientos científicos, algunos de los cuales fueron merecedores de un Premio Nobel. Sin duda, algunos de ellos serán recordados por ser la primera vez en que se registran, como la primera imagen de un agujero negro.

En el último decenio los científicos hicieron un progreso en la comprensión del cuerpo humano, de la crisis climática, y el cosmos que nos rodea.

A continuación revisa los descubrimientos y avances científicos más importantes de los últimos 10 años y sus respectivas explicaciones.

Ondas gravitacionales

Las ondas gravitacionales son perturbaciones en el espacio-tiempo que se producen cuando un cuerpo masivo es acelerado. Fueron detectadas por primera en 2015. Pero, no fue hasta febrero de 2016 que un grupo de científicos del Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales (LIGO) logró detectar estas ondas en el Universo, gracias a un preciso instrumento construido especialmente para esto.

Un año más tarde, Rainer Weiss, del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), Barry Barish y Kip Thorne, del Instituto de Tecnología de California, se adjudicaron el Premio Nobel de física.

Las ondas gravitacionales son la herramienta para medir fenómenos espaciales como hoyos negros, agujeros de gusano y singularidades. Gracias a ellas, es posible entender y medir este Universo.

En su tiempo, Stephen Hawking las catalogó como “una nueva forma de mirar el Universo”.

Nuevo primo lejano del ser humano

Lee Berger, investigador de la universidad de Witwatersrand de Johannesburgo, en 2015, indicó en una conferencia que “estoy feliz de presentarles a una nueva especie del género humano”.

Así, el científico presentó al “Homo nadeli”, una antigua especie que fue encontrada en una cueva de difícil acceso en Maropeng, cerca de Johannesburgo, donde se encuentra el rico yacimiento arqueológico de la “Cuna de la humanidad”, inscrito en el patrimonio mundial de la UNESCO.

“Tenía un cerebro minúsculo del tamaño de una naranja y un cuerpo muy esbelto”, declaró John Hawks, investigador de la universidad de Wisconsin-Madison y autor de la investigación.

Nuevos mundos fuera del Sistema Solar

En 2009 fue lanzado el telescopio espacial Kepler, perteneciente a la NASA, y que tenía el objetivo de encontrar exoplanetas, o mundos que se encuentran fuera del Sistema Solar. Fue la primera misión de la agencia espacial estadounidense en tener el objetivo de buscar planetas similares a la Tierra.

El 30 de octubre de este 2018, el instrumento de análisis de la agencia espacial terminó sus operaciones. La sonda que viajó por el espacio observando distintos sistemas estelares en el Universo, llegó a identificar más de 2.600 exoplanetas.

En 2018, fue lanzado su sucesor, el telescopio TESS, el que hasta la fecha ha descrito 34 planetas confirmados. El despegue, realizado gracias a la nave de Space X, empresa del multimillonario Elon Musk, Falcon 9, fue realizado con éxito desde la base de Cabo Cañaveral e inicialmente, el instrumento analizaría alrededor de 20 mil exoplanetas.

Natalia Guerrero, investigadora de TESS, indicó en el día del despegue que “esperamos que nos ayude a responder si nuestro sistema solar es común o es único. Hay planetas y galaxias muy raros y extraños; mundos acuáticos, cubiertos en lava”.

Edición del genoma humano

En 2012, un grupo de investigadores propuso que se podría usar el sistema Crispr-Cas9, el que algunas bacterias utilizan naturalmente como sistema inmunitario, como una poderosa herramienta de edición genética.

El Crispr-Cas9 permite almacenar fragmentos de ADN viral, reconocer cualquier virus que coincida en el futuro y luego cortar el ADN del virus en cintas.

De esta forma, científicos podrían “personalizar” fácilmente el ADN. Posteriormente, confirmaron que la técnica funcionaba en el genoma humano.

Esto, ha generado dilemas éticos. En 2018 el científico china He Jiankui anunció el nacimiento de dos niñas, las cuales tenían en genoma editado con Crispr. Ellas fueron los primeros humanos nacidos con ediciones heredables en su ADN.

Una imagen inédita

Este 2019 se logró por primera vez en la historia de la humanidad capturar una imagen de un agujero negro. Específicamente, se trata del horizonte de este fenómeno astronómico que se encuentra en el centro de la galaxia Messier 87, en la constelación de Virgo, a 55 millones de años luz de la Tierra.

El inédito registro fue obtenido por el Event Horizon Telescope (EHT) y participaron distintos telescopios internacionales, entre ellos los radiotelescopios de ALMA, los cuales se ubican en el desierto de Atacama.

La astrónoma Violette Impellizzeri, anteriormente en conversación con Emol, destacó que “ALMA es gigantesco, los otros telescopios que han hecho parte de esta observación, que son ocho en total, tienen cerca de 10 metros de diámetro. El más grande después de ALMA tiene 30 metros de diámetro (en México), pero también es menos moderno y su resultado es menor porque no ilumina tan bien”.

En la imagen se puede observar al centro del agujero negro, del cual no escapa la luz. El área iluminada corresponde al disco de acrecimiento y la parte de abajo es más brillante, porque es el resultado de la rotación y propulsión del agujero negro.

El agujero negro retratado tiene una masa que equivale a 6,5 mil millones de veces a la del Sol terrestre y un diámetro que es casi el doble de nuestro sistema solar, cerca de unos 38 mil millones de kilómetros.

Evidencia científica sobre la crisis climática

En 2013 los niveles globales de CO2 alcanzaron las 400 partes por millón por primera vez en la historia de la humanidad. 2015, 2016, 2017, 2018 y 2019 han sido los cinco años más calurosos registrados desde 1880. Debido a esto, científicos a lo largo de todo el mundo decidieron demostrar evidencia científica.

En 2014, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) publicó su quinta evaluación de la realidad y consecuencias del cambio climático. Un año más tarde las naciones mundiales negociaron el Acuerdo de París, el cual busca mantener el aumento de la temperatura por debajo de los 1,5 grados.

Este año, los expertos del IPCC informaron que el nivel del mar podría subir más de un metro de aquí al año 2100 si se mantiene el actual aumento de las temperaturas. El informe advierte de que esto podría obligar a desplazar a millones de personas.

Fuente: emol.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *