Científicos mexicanos rescatan Patrimonio de la Humanidad con nanotecnología

Científicos mexicanos aplican la nanotecnología para rescatar los canales de Xochimilco, zona ecológica declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO y que está en riesgo por la contaminación de sus aguas en el sur de la Ciudad de México.

A través de un novedoso sistema de nanoburbujas, desarrollado por especialistas del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) de México, se logra reducir agentes contaminantes en el agua de los canales para limpiarlos, así como disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero.

«Este proyecto está enfocado en oxigenar el agua de los canales en la zona chinampera a través de un sistema de producción de nanoburbujas, generadas con celdas solares que convierten la energía solar en fotovoltaica para activar una bomba que genera, a través de un tubo, las burbujas», explicó a Xinhua la experta en biotecnología del Cinvestav, Refugio Rodríguez Vázquez.

El 11 de diciembre de 1987, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) declaró Patrimonio Mundial de la Humanidad a Xochimilco por su sistema agrícola único en el mundo, que contribuye a la viabilidad ecológica de la Ciudad de México.

«Las burbujas se quedan en el agua y la oxigenan para beneficiar la calidad del agua, así como la flora y fauna que se ha ido reduciendo por los agentes contaminantes», comentó la científica del Instituto Politécnico Nacional de México.

Rodríguez Vázquez dijo que el sistema de nanoburbujas ayuda a cuidar la salud de la población y contribuye a mejorar la calidad de vida de los agricultores en esa zona rural.

Las ancestrales chinampas de Xochimilco son un sistema de agricultura sustentable creado por el hombre para producir plantas, verduras y hortalizas, y cuyo origen se remonta a culturas prehispánicas de hace 900 años.

Proteger su ecosistema permite conservar los efectos benéficos que genera en el clima y en la calidad del aire de la Ciudad de México, una de las urbes más contaminadas del mundo.

«Es un método económico y cuenta con un equipo de fácil manejo, además de paneles solares que permiten una operación sustentable e independiente», explicó Rodríguez Vázquez.

Otro de los beneficios es que el sistema puede ser colocado por los agricultores de la región, además de que su mantenimiento es fácil y económico.

Uno de los agricultores que se ha beneficiado con la nanotecnología es don Miguel Poblano Lugo, quien dijo sentirse muy satisfecho de que se esté usando este instrumento para salvaguardar los canales.

«Me pareció fabuloso que alguien fuera de Xochimilco venga a tratar de rescatar en realidad Xochimilco», expresó a Xinhua el también remero, para agregar que el oxigenar el agua y volverla pura le pareció «excelente», de ahí todo su apoyo.

Poblano Lugo comentó que ha aprendido cómo instalar la máquina, por lo que se encargará de que más agricultores conozcan el sistema y puedan beneficiarse de él.

«Me da un gusto ver que esto sí funciona», mencionó el agricultor, para agregar que si les apoyan «vamos a tener a diario funcionando esto, hasta que diga la maquinita ya no doy más».

«El hecho de que rescatemos a Xochimilco con esta nueva tecnología es mucho mejor y más práctico

Fuente: Xinhua