Científicos descubren sorprendente fósil de un dinosaurio que dormía como los pájaros

El hallazgo fue hecho en un desierto de Mongolia y representa un importante avance para los estudios de paleontología

La ciencia no deja de sorprender a la humanidad. Los descubrimientos de paleontólogos y arqueólogos cada vez revelan más detalles sobre el origen de las especies.

La idea tradicional de los dinosaurios como unos seres enormes, sostenidos en cuatro patas monumentales, cada vez se modifica más, con el hallazgo de detalles particulares sobre estas criaturas.

Pero los descubrimientos no solo hablan de la constitución física de los dinosaurios. Cada vez muestran más elementos sobre asuntos particulares, como sus prácticas e, incluso, la forma en la que dormían.

La postura de una nueva especie de dinosaurio fósil casi completo excavado en Mongolia revela que se acurrucaba para dormir de forma similar a la de los pájaros modernos.

La criatura fue hallada con la cabeza metida sobre sus extremidades y la cola cómodamente envuelta alrededor de su cuerpo.

Su postura acogedora se parecía a la de los pájaros modernos en reposo, insinuando que estos dinosaurios no solo parecían pájaros, sino que también podrían haberse comportado como ellos.

Detalles del hallazgo

Los paleontólogos que hicieron el descrubrimiento, excavaron el cráneo del dinosaurio y el esqueleto casi completo en el desierto de Gobi, en la Formación Barun Goyot en Mongolia.

La mayoría de los huesos todavía estaban dispuestos en la pose original de muerte del animal, que debió perder la vida mientras dormía, según informaron investigadores en la revista científica estadounidense PLOS One.

El largo cuello del animal envolvía el lado derecho de su trompa y su cabeza estaba pegada a su costado, apoyada sobre la rodilla derecha.

Las extremidades traseras estaban dobladas debajo y la mayor parte de la cola se curvaba alrededor del lado izquierdo del cuerpo.

Los autores del estudio lo identificaron como un alvarezsáurido. Este es un tipo de terópodo pequeño (dinosaurio bípedo carnívoro) con cola y patas largas y extremidades delanteras cortas.

Los Álvarezsáuridos son parte de un grupo de dinosaurios más grande llamado maniraptoranos, que incluye aves y dinosaurios parecidos a aves que eran sus parientes más cercanos

El hallazgo de la excavación daría pistas sobre el comportamiento de dormir, que puede haber sido más común de lo esperado entre los parientes no aviares de las primeras aves, dijeron los investigadores.

Un dinosaurio desconocido

Además de la caracterización de un posible patrón de comportamiento en la especie hallada, los paleontólogos descubrieron que esta especie de dinosaurio no se encontraba aún registrada para la ciencia.

Los científicos que examinaron el fósil determinaron que se trataba de una especie nueva para la ciencia y le dieron un nombre feroz: Jaculinykus yaruui.

El nombre del género proviene de Jaculus, un dragón mítico, y onykus, que significa garra en griego antiguo, mientras que el nombre de la especie se origina en yaruu, la palabra mongol que significa apresurado o veloz.

Jaculinykus yaruui vivió hace unos 70 millones de años, hacia el final del período Cretácico (hace entre 145 y 66 millones de años).

Según los cálculos, el tamaño del dinosaurio sería de poco más de 1 metro de largo, desde la nariz hasta la punta de la cola.

El autor principal del estudio es el paleontólogo Kohta Kubo, candidato a doctor en el Grupo de Investigación de Paleobiología de la Universidad de Hokkaido, de Japón.

“Este espécimen fue considerado un esqueleto parcial cuando fue descubierto, pero después de su preparación, representa un esqueleto casi completo y articulado que preserva su postura de vida”, dijo Kubo.

“Es el primer registro definitivo de esta postura en los alvarezsaurios, así como en los primeros dinosaurios maniraptoranos ramificados”, concluyó.

Fuente: caracol.com.co