El californiano que cree que la Tierra es plana logró volar en su propio cohete sin matarse en el intento [VIDEO]

El conductor de limusinas Mike Hughes, apodado ‘El Loco’ y conocido por defender que la Tierra es plana, consiguió volar en su propio cohete este sábado desde California y salir con vida para contarlo, aunque con alguna magulladura.

Su intención era construir una aeronave para volar con ella y demostrar al resto del mundo que se equivoca al creer que la Tierra es redonda. Está claro que con su vuelo no podrá probar sus extravagantes teorías tierraplanistas. Sin embargo, este californiano de 61 años sí que sorprendió a muchos al lograr despegar con su propio artefacto y volver a tierra sano y salvo.

Muchos cuestionaban la posibilidad de que se pudiera elevar en su propio cohete, después de haber cancelado el lanzamiento en varias ocasiones. Pero Hughes logró elevarse este sábado unos 571 metros (1,874 pies) y aterrizar en el desierto de Mojave.

El cohete blanco con verde y con las palabras ‘Tierra plana’ inscritas, despegó a las 3:00 de la tarde y alcanzó una velocidad de unas 350 millas por hora, según dijo Waldo Stakes, quien ayudó a Hugues con su plan. En su aterrizaje usó dos paracaídas.

Un video que muestra toda su hazaña presenta el momento en que el cohete se eleva y luego aterriza, lo que duró un minuto.

“Estoy tranquilo”, dijo después de que los paramédicos lo examinaran. “Estoy cansado de que la gente diga que tuve miedo y que no construí un cohete. Estoy harto de eso. Lo tripulé y lo hice”, aseguró sobre el plan que tantos pusieron en duda.

Hughes dijo a The Associated Press que salvo por su espalda adolorida, estaba bien después del lanzamiento cerca de Amboy, California.

El lanzamiento en esa localidad del desierto, unas 200 millas al este de Los Ángeles, estaba previsto para noviembre. Fue cancelado varias veces debido a dificultades logísticas con la Oficina de Administración de Tierras y problemas mecánicos que no dejaban de presentarse.

Hughes, quien trabaja como conductor de una limusina, convirtió una casa móvil en una rampa y la modificó para efectuar un lanzamiento desde un ángulo vertical para que al aterrizar no lo hiciera en tierras públicas. Durante meses había trabajado en el reacondicionamiento de su cohete en su garaje.

Su misión final es probar que la Tierra es plana y que los astronautas de la NASA como John Glenn y Neil Armstrong son simplemente actores pagados en frente de una imagen generada por computador de un globo terráqueo. Sus fallidos intentos, incluyendo este último que sí tuvo éxito, son parte de su objetivo de elevarse al menos 52 millas sobre la Tierra para finales de este año y demostrar que su teoría es cierta.

Fuente: abc.es

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!