Bacterias que comen petróleo proliferan en la Fosa de las Marianas

Una bacteria única que come petróleo prolifera en lo más profundo de los océanos de la Tierra: la fosa de las Marianas, en el Pacífico Occidental, con 11.000 metros de profundidad.

Junto con investigadores de China y Rusia, científicos de la Universidad de East Anglia (UEA), realizaron el análisis más completo de las poblaciones microbianas en la fosa. Hasta la fecha, solo unas pocas expediciones han investigado los organismos que habitan este ecosistema.

Jonathan Todd, de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UEA, dijo en un comunicado: “Nuestro equipo de investigación fue a recoger muestras de la población microbiana en la parte más profunda de la Fosa de Mariana. Estudiamos las muestras recogidas y el equipo identificó un nuevo grupo de bacterias degradadoras de hidrocarburos.

“Los hidrocarburos son compuestos orgánicos que están hechos de hidrógeno y átomos de carbono, y se encuentran en muchos lugares, incluido el petróleo crudo y el gas natural.

“Entonces, estos tipos de microorganismos esencialmente comen compuestos similares a los del petróleo y luego lo usan como combustible. Microorganismos similares desempeñan un papel en la degradación de derrames de petróleo en desastres naturales como el derrame de petróleo de BP en el Golfo de México en 2010”.

La proporción más alta de la Tierra

“También encontramos que esta bacteria es realmente abundante en el fondo de la fosa de las Marianas”. De hecho, el equipo encontró que la proporción de bacterias degradadoras de hidrocarburos en la Fosa es la más alta de la Tierra.

Los científicos aislaron algunos de estos microbios y demostraron en laboratorio que consumen hidrocarburos en condiciones ambientales que simulan a los de la Fosa de las Marianas.

Para entender la fuente de hidrocarburos que “alimentan” a esta bacteria, el equipo analizó muestras de agua de mar tomadas en la superficie, y hasta el fondo, una columna de agua hasta el sedimento en el fondo de la zanja.

Nikolai Pedentchouk, de la Escuela de Ciencias Ambientales de la UEA, dijo: “Encontramos que los hidrocarburos existen a una profundidad de 6.000 metros por debajo de la superficie del océano y probablemente incluso más profundos. Una proporción significativa de ellos probablemente se derive de la contaminación de la superficie del océano.

“Para nuestra sorpresa, también identificamos hidrocarburos producidos biológicamente en los sedimentos del océano en el fondo de la fosa. Esto sugiere que una población microbiana única está produciendo hidrocarburos en este ambiente”.

“Estos hidrocarburos, similares a los compuestos que constituyen el combustible diesel, se han encontrado en algas en la superficie del océano, pero nunca en microbios a estas profundidades”.

David Lea-Smith, de la Escuela de Ciencias Biológicas de la UEA, dijo: “Estos hidrocarburos pueden ayudar a los microbios a sobrevivir a la presión aplastante en el fondo de la Fosa de Mariana, que es igual a 1.091 kilos presionados contra una uña.

“También pueden estar actuando como una fuente de alimento para otros microbios, que también pueden consumir cualquier hidrocarburo contaminante que se hunda en el fondo del océano. Pero se necesita más investigación para comprender completamente este entorno único”.

Fuente: EP

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!