La diabetes puede propiciar estreñimiento y dañar las terminales nerviosas al interior del intestino

La comunidad médica considera que cualquier persona realiza de manera normal dos o tres evacuaciones por día, y que de disminuir el número de veces podrá hablarse de estreñimiento. Se considera crónico cuando de manera persistente durante tres meses suscita síntomas como esfuerzo o pujo al deponer, dificultad para expulsar las heces y/o inflamación abdominal.

Sin embargo, el problema resulta más frecuente al haber diabetes mal controlada, de acuerdo al doctor Rafael Bravo Vera, médico internista del Hospital Ángeles Lomas.

Agrega que el estreñimiento es cada vez más común en México, pues afecta a 14 por ciento de la población adulta, porcentaje que equivale al mismo número de personas con diabetes, es decir, tiene la misma frecuencia.

Una de las principales causas del estreñimiento crónico consiste en la falta de motilidad o movimiento regular de los intestinos, en específico del grueso o el colón donde el músculo debería contraerse para conducir a las heces por dicho órgano y poder evacuar.

Sucede entonces que al no funcionar adecuadamente el músculo provoca que esta acción del intestino tienda a volverse lenta en respuesta a los estímulos realizados por la contracción, explica el internista Bravo Vera.

El padecimiento no es raro cuando el paciente lleva años con diabetes mal controlada, porque puede dañar poco a poco el intestino y generar molestias para evacuar. A ello seguirán afectaciones a las terminales nerviosas que llegan al interior del intestino y, con ello, impedir hacer llegar las señales al músculo del órgano para que responda a las contracciones en la dinámica de desalojar las heces.

El especialista destaca que el impacto en la salud del paciente puede perjudicar su rendimiento laboral al ausentarse y mostrar menor productividad. Además, habrá que añadir la posibilidad de complicaciones que van desde hemorroides, fisuras anales, perforaciones en intestino y obstrucciones, entre otras.

Por otra parte, el doctor Bravo Vera descarta que el estreñimiento crónico incremente los niveles de glucosa en sangre de quienes sufren de diabetes, así como que haya una interacción negativa de medicamentos empleados en ambos malestares.

“Existen fármacos que sí conducen al estreñimiento, como los utilizados para la presión arterial o algunos para contrarrestar el dolor (analgésicos). Sin embargo, en el caso de la metformina, usada en el tratamiento y prevención de la diabetes mellitus tipo II, en dos de cada 10 personas tiende a ocasionar diarrea”.

Hasta ahora, los laxantes son el tratamiento más recurrido para el estreñimiento y uno de los remedios de mayor venta libre en diversos lugares. No obstante, la mitad de los usuarios reportan que no encuentran alivio adecuado para los síntomas del estreñimiento crónico.

Finalmente, Bravo Vera induce a los pacientes a no descuidar los niveles de glucosa en sangre, además de seguir una dieta rica en verduras y legumbres, además de hacer ejercicio periódicamente. Pero de persistir el problema acudir con un especialista para conocer las causas y encontrar un medicamento apropiado al malestar. (Agencia ID)

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!