Google elimina una ‘app’ tras meses de protestas de grupos LGTB+

Tras meses de protestas de grupos LGTB+, Google ha eliminado de su tienda digital una aplicación acusada de promover programas de conversión de los gays. La polémica se desató el pasado diciembre, cuando una ONG denunció la presencia de la app en distintas plataformas y recordó que las terapias de conversión de la orientación sexual están condenadas por las principales organizaciones sanitarias del mundo. Apple, Amazon y Microsoft eliminaron la app casi de inmediato, mientras que Google la mantuvo disponible hasta este jueves. Pocas horas antes de que fuera borrada, la Human Right Campaign Foundation (HRC), la mayor organización estadounidense de defensa del colectivo LGTB+, había señalado en su informe anual sobre la igualdad en las compañías que la valoración de Google quedaba suspendida por no adoptar una solución sobre el caso.

En la aplicación, desarrollada por la congregación religiosa de Arlington (Texas) Living Hope Ministries, se podían encontrar apartados con titulares como “Claves para recuperarse de las atracciones hacia el mismo sexo”. El pasado 20 de diciembre, la asociación Truth Wins Out, comprometida desde hace más de una década en la lucha contra las terapias de conversión, lanzó una campaña online para pedir a las tecnológicas que borraran la app de sus tiendas. “Esos programas no funcionan, destruyen vidas”, afirmó el director ejecutivo de la ONG, Wayne Basen.

A diferencia de sus principales competidores, Google no retiró la app. Tampoco despejó las dudas sobre cómo pone en práctica las políticas de igualdad por las que asegura apostar. En los últimos tres meses, la campaña de protesta de Truth Wins Out sumó el apoyo de más de 140.000 usuarios en la plataforma Change.org y de una docena de políticos demócratas estadounidenses. Este jueves, HRC publicó su informe anual sobre la aplicación de la igualdad entre los trabajadores por parte de cientos de empresas. Entre las 571 compañías que obtuvieron la calificación de 100%, no estaba Google, que sí la había sacado en la edición anterior.

HRC explicó en el documento que la evaluación del gigante tecnológico quedó suspendida porque durante la elaboración del informe la compañía distribuía “una app que promueve la práctica de la terapia de la conversión”. La organización aseguró que estos programas pueden provocar “depresión, ansiedad, consumo de drogas y suicidios”, y que los menores de edad son “especialmente vulnerables” ante ellos. La valoración de las políticas de igualdad de Google, advertía el informe, no se retomaría hasta que la compañía no adoptara medidas al respecto.

Pocas horas después, tal y como publicó primero el medio estadounidense Axios, la app de Living Hope Ministries fue eliminada de Play Store. “Después de consultar con grupos de defensa externos, revisar nuestras políticas y asegurarnos de que tenemos un conocimiento profundo de la aplicación y su relación con la terapia de conversión, hemos decidido eliminarla de Play Store, en consonancia con otras tiendas de aplicaciones”, ha declarado un portavoz de Google. Ante las preguntas de este periódico, fuentes de la compañía han agregado que no se están haciendo más declaraciones sobre el caso.

Wayne Besne, director ejecutivo de Truth Wins Out, ha expresado este viernes en un comunicado su satisfacción por la decisión de Google. También ha destacado el retraso de la compañía en tomar cartas en el asunto. “Todavía no se puede entender por qué Google defendió obstinadamente lo indefendible durante meses, cuando el contenido odioso y destructivo de esta aplicación debería haber sido evidente”, ha afirmado. “Esperemos que esto sea un mensaje potente de que productos como esa aplicación son inaceptables y no tienen cabida en una sociedad decente y civilizada”, ha agregado.

En un correo electrónico enviado a EL PAÍS el pasado enero, Ricky Chelette, líder de Living Hope Ministries, negó que él y los demás miembros de la congregación fueran terapeutas y que consideraran la homosexualidad como una enfermedad. La organización, agregó, “se adhiere a una visión tradicional, ortodoxa, de la expresión sexual, abrazada durante miles de años por cristianos y judíos”, y él y sus compañeros son personas que han dedicado sus vidas “a querer a las personas en conflicto con su identidad de género”. En esa ocasión, Chelette afirmó también que consideraba la eliminación de la app de las tiendas digitales como una limitación “de un intercambio de ideas libre y diverso”.

Fuente: elpais.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!