Nueva tecnología de reconocimiento facial en la oscuridad, a lo lejos

Para muchos, el reconocimiento facial normal – usado a la luz del día – se ha convertido en una faceta de la vida cotidiana. Ya sea para la verificación de la identidad para desbloquear un teléfono inteligente, o filtros triviales de cámaras de medios sociales – parece que la tecnología está en todas partes.

Sin embargo, en el Laboratorio de Investigación del Ejército del Comando de Desarrollo de Capacidades de Combate de los EE.UU., a las afueras de Washington, D.C., los científicos están a la vanguardia de la tecnología de reconocimiento facial del futuro, capaz de identificar figuras en la oscuridad, a medida que comienzan las pruebas experimentales.

Esta tecnología de vanguardia utiliza inteligencia artificial, técnicas de aprendizaje automático y cámaras infrarrojas de última generación para identificar patrones faciales mediante el uso de las firmas de calor del tejido de la piel viva a cualquier hora del día, dijo el Dr. Sean Hu, jefe de equipo de la Subdivisión de Percepción Inteligente del Laboratorio de Investigación del Ejército de los Estados Unidos.

La luz infrarroja es una energía invisible y sensible al calor que se puede sentir cuando se emite calor de los objetos.

En el ARL, el laboratorio de investigación corporativa del Ejército, Hu – y un equipo de científicos que trabajan en colaboración con la industria y la academia, así como con otras organizaciones del Departamento de Defensa – han desarrollado el algoritmo inicial para vincular los datos en plataformas integradas de software y hardware que eventualmente llegarán a las manos de los soldados.

La nueva tecnología, aunque con casi cinco años de preparación, utiliza imágenes térmicas para detectar las ondas electromagnéticas necesarias para distinguir las firmas de calor. Luego, la inteligencia artificial se aplica a las borrosas imágenes térmicas para aumentar la calidad de la imagen y obtener un compuesto foto-realista y mapear las características clave del rostro. La IA se utiliza entonces para comparar la imagen con un banco de datos existente de fotos de criminales.

“La tecnología proporciona una forma para que los humanos comparen visualmente las imágenes faciales visibles y térmicas a través de la síntesis de la cara térmica a la visible”, dijo Hu.

Una vez que se toma una imagen infrarroja, la tecnología térmica la comparará automáticamente con las bases de datos biométricos existentes de galerías de rostros y listas de vigilancia que contienen imágenes de rostros visibles, dijo, y agregó que esto ayudará a los soldados a tomar decisiones más rápidas, seguras e inteligentes en el campo de batalla.

En este momento, el algoritmo utilizado para acoplar las imágenes térmicas a las bases de datos de imágenes tiene una precisión de aproximadamente el 90% en un conjunto de datos de pruebas controladas, dijo Hu, pero una mayor investigación sobre las aplicaciones mejorará esos números.

La tecnología de reconocimiento facial y las imágenes térmicas no son nada nuevo para el Ejército, pero combinarlas es revolucionario.

El infrarrojo se encuentra comúnmente en las cámaras corporales de los soldados, y en los vehículos aéreos y terrestres, dijo Hu. El software de reconocimiento facial convencional – típicamente en condiciones de buena iluminación usando cámaras normales – se usa en el campo de batalla.

“En condiciones nocturnas y de poca luz, no hay suficiente luz para capturar imágenes faciales sin utilizar iluminación artificial, como un flash o un foco, sin comprometer la seguridad de un Soldado o ceder su ubicación a enemigos potenciales”, dijo.

Las aplicaciones de protección y vigilancia de la fuerza motivan esta investigación, dijo, “Estamos tratando de ayudar a los soldados a identificar a los individuos de interés para ayudar en las operaciones tácticas y estratégicas”.

Por ahora, ARL y sus socios planean continuar madurando los algoritmos y desarrollando prototipos para pruebas experimentales y luego de campo en ambientes operacionalmente relevantes dentro de los próximos dos años.

Fuente: israelnoticias.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!