Investigadores descubren calamares caníbales en las costas de California

Bajo las olas californianas se esconde un lúgubre ecosistema, patrullado por depredadores armados de tentáculos y un voraz apetito, dispuestos a tragarse todo lo que tengan delante, incluso si es una criatura de su misma especie. Así es, investigadores por fin encontraron pruebas, después de sospechar de sus macabros hábitos alimenticios por años.

Se habían encontrado antes restos de calamar en estómagos de sus congéneres. También se habían encontrado especímenes comiéndose mutuamente, atrapados en las redes de pescadores, pero biólogos marinos lo consideraron un comportamiento motivado por el pánico. Sin embargo, en el journal Investigación del Oceano Profundo Parte I, los autores del estudio explican cómo usando vehículos operados remotamente lograron sorprenderlos en el acto.

Más de 100 individuos del genero Gonatus fueron observados, y muchos de ellos exhibieron sin cuidado sus costumbres antropofágicas. La especie Gonatus onyx parece haber desarrollado el apetito más refinado de todos.

Un 42% de su dieta eran otros calamares.

Los investigadores creen que la razón principal de esto se relaciona con la energía que necesitan estos calamares. Las especies observadas tienen uno de los metabolismos más altos de todos los cefalópodos. Por esto es que se piensa que atacan a otros calamares, además de a peces. Esto les permite consumirmás nutrientes y resulta particularmente útil durante sus periodos de incubación, que duran nueve meses. Mientras estén protegiendo sus huevos no pueden cazar y tienen que depender de sus reservas de energía.

Observando el comportamiento de este animal, los autores del estudio los describen como “depredadores oportunistas y versátiles”, dispuestos a comer lo que tenga la mala suerte de cruzarse en su camino.

Fuente: upsod.com

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!